Tabby: la misteriosa estrella que inquieta a los científicos y podría confirmar la vida extraterrestre

A simple vista y en medio de una noche casi perfecta, el ojo humano sólo puede percibir cinco de los planetas que componen la parte más inmediata de nuestro vecindario cósmico, el Sistema Solar. Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno aparecen en la bóveda celeste como estrellas, algunas veces con más intensidad y brillo que el resto; otras más tenues, sólo visibles con un telescopio .
A pesar de su inmenso tamaño, Urano y Neptuno –los otros dos mundos que mantienen las órbitas más lejanas alrededor del Sol– resultan imposibles de divisar para el ojo desnudo. Aún en la noche más despejada, estos planetas 4 y 7 mil veces (respectivamente) más masivos que la Tierra, se ocultan en la inmensidad del firmamento. Con cifras tan abismales, ¿cómo encontrar planetas que estén, posiblemente, mucho más lejos de nuestro Sistema Solar, mundos perdidos en la vastedad del espacio?
Tabby: la estrella más misteriosa de toda la galaxia

Ilustración artística de un enjambre de cometas atenuando el brillo de Tabby

En septiembre de 2015, una de las más de 150 mil estrellas observadas por Kepler (un telescopio de la NASA que orbita el Sol en busca de exoplanetas) comenzó a comportarse de manera poco usual. En su titánica labor para detectar mundos invisibles para el ojo humano (y aún para los más poderosos telescopios), Kepler utiliza especialmente una técnica llamada “método del tránsito”: se trata de mirar fijamente a una región del Universo y detectar las pequeñas variaciones en el brillo que despide una estrella.
Si la intensidad de la luz del astro disminuye paulatinamente, el telescopio presta especial atención a esa estrella, pues se trata de una primera pista en busca de su cometido. De la misma forma que ocurre cuando una mosca se para frente a la pantalla del televisor, interponiéndose entre la luz despedida por el aparato y el ojo del observador, un pequeño mundo podría estar transitando sobre su Sol y causando un diminuto eclipse en relación a Kepler.

Tránsito de Venus a través del Sol visto desde la Tierra

Tal es la técnica más común para encontrar exoplanetas de tamaño similar a la Tierra o igual de masivos que Júpiter. El secreto está en medir el mínimo pero significativo oscurecimiento de la estrella (menos del 1 %) y su regreso periódico a la “normalidad” en unos cuantos días, un claro indicativo de que un mundo transita alrededor de ella. 
No obstante, dos años atrás, la estrella KIC 8462852 –mejor conocida como Tabby– registró un comportamiento sin precedentes que conmocionó a la comunidad científica: contrario al ínfimo oscurecimiento típico, que ha dado cuenta de la existencia confirmada de más de un centenar de exoplanetas, la luz de este astro ubicada en la constelación del Cisne disminuyó dramáticamente por semanas (un máximo de 15 % de atenuación) y de forma errática, algo nunca antes visto en ninguna de las estrellas de mediana edad conocidas hasta el momento.
Desde entonces, tanto investigadores científicos como astrónomos aficionados han puesto la mira en lo que hoy es el objeto astronómico más enigmático que se conoce. Una estrella cuyos registros lumínicos varían irregularmente y cuyo comportamiento no se adapta a ningún patrón conocido. Su oscurecimiento es tan masivo como desconcertante, sobre todo teniendo en cuenta el mejor ejemplo doméstico: un hipotético tránsito de un planeta del tamaño de Júpiter equivaldría a atenuar tan sólo el 1 % del brillo de  KIC 8462852. Entonces,
 ¿Qué causa el dramático oscurecimiento de Tabby, si no se trata de un planeta?

Ilustración artística de una nube de gas y polvo a través de Tabby

La pregunta ha generado un sinfín de hipótesis, algunas más propias de la ficción y otras más ajustadas a una explicación científica con las herramientas y certezas del presente. Después de un par de años en relativa calma, Tabby volvió a los reflectores a finales de mayo, cuando distintas observaciones afirmaron un descomunal oscurecimiento de cerca del 20 % del astro.
Las explicaciones pasan desde un enjambre de cometas que se interpone entre la Tierra y Tabby, dejando inmensas nubes de polvo a su paso o bien, que la atenuación de  KIC 8462852 se debe a que devora u n planeta que alguna vez orbitó alrededor de ella después de su colapso. No obstante, el recurso explicativo que acapara la atención del gran público es una megaestructura extraterrestre.  

Ilustración artística de una supuesta megaestructura alienígena rodeando Tabby

A primera vista, creer que el intempestivo comportamiento de Tabby se debe a una gigantesca estructura creada por seres inteligentes con tecnología suficiente como para diseñar, montar y operar un complejo del tamaño de su Sol que aprovecha la energía del mismo para su beneficio, parece irrisorio. Sin embargo, el carácter de la ciencia obliga a repensar una y otra vez el problema basándose en las evidencias y observaciones, todo acompañado de trabajo metódico, análisis de datos y –por qué no– imaginación.
– Al día de hoy, lo único cierto es que el brillo de Tabby se trata de un misterio para el cual los astrónomos aún no tienen una respuesta convincente y desde esta óptica, dejar de lado la hipótesis de la estructura alienígena –como cualquier otra– sin evidencia suficiente para descartarla, sería caer en un craso error. 
* Referencias
The Atlantic Popular Science Where’s The Flux?
|CulturaColectiva
La entrada Tabby: la misteriosa estrella que inquieta a los científicos y podría confirmar la vida extraterrestre aparece primero en Casos Raros .

Top News








Full of Books