PEDRO SUFRIÓ POR MANNY RAMÍREZ Diario HOY desglosa el libro de su vida

Desde que se estableció la política antidopaje de las Grandes Ligas en 2004, decenas y decenas de peloteros dominicanos han sido suspendidos por el uso de esteroides u otras sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento.
Para el tres veces ganador del premio Cy Young e inmortal del Salón de la Fama de Cooperstown Pedro Martínez, eso es algo que le da mucha pena.
Y de todos los casos, el de su compañero de equipo en los Medias Rojas de Boston Manny Ramírez, fue el que más le dolió.
“Cuando salió el Reporte Mitchell, con su lista de nombres de jugadores acusados de usar sustancias para mejorar el rendimiento, eso me tiró al piso. En mi mente, todos esos jugadores – Roger Clemens, Barry Bonds, Jason Giambi, Gary Sheffield, Mark McGwire, Rafael Palmeiro, Andy Pettitte- todos eran muy buenos, impresionantes. Y luego se dio el caso de Manny. Manny quizás fue mi mayor decepción. Me negué a creerlo al principio. Compartimos mucho juntos. Además, por qué un bateador del calibre de Manny necesitaba eso?”, se preguntó Pedro Martínez en su libro “Pedro” escrito en conjunto con Michael Silverman, periodista del Boston Herald. Martínez expresó que el hecho de que tantos dominicanos arrojen positivo es algo que le causaba un gran disgusto. “El hecho que tantos dominicanos han estado ligados a los esteroides y otras drogas para mejorar el rendimiento es una decepción para mí. Yo usaba un entrenador, Angel Presinal, apodado Nao, que fue noticia entre el 2001 y 2003 y luego a finales de esa década por sospechas de que le daba esteroides a jugadores como Juan González y Alex Rodríguez.
Lo que puedo decir de eso es que sí, Nao entrenaba a todos nosotros y era popular en el país. ¿Pero inyectar esteroides? Nunca vi eso y a mí nunca me ofreció y no lo hubiera hecho si lo hacía”, agregó Martínez. El derecho, siempre cuestionado por ser pequeño de tamaño en comparación con otros lanzadores de su categoría y a quien los Dodgers tacharon como imposible de triunfar por su poca corpulencia, contó que a los 19 años, cuando estaba en AAA le ofrecieron esteroides, pero los rechazó.
“La tentación de hacer trampa estaba ahí. Yo era pequeño y muy frágil según todos. Pero después que me ofrecieron, tuve preguntas sobre qué podía salir mal y me respondieron: ‘Te pueden crecer los pezones y los senos o que tus genitales se vean afectados’. Lo rechacé de inmediato”, añadió Martínez.
The post PEDRO SUFRIÓ POR MANNY RAMÍREZ Diario HOY desglosa el libro de su vida appeared first on Hoy Digital .





Full of Books