Warriors deleitan con su vibrante desfile

Incluso desde seis filas atrás, los hermanos de 9 y 10 años William y Rizal Cahambing no iban a perder la oportunidad de ver a su jugador de los Warriors de Golden State favorito, Stephen Curry. El astro de los Warriors estaba sobre un autobús de dos pisos durante el desfile de ayer para celebrar el más reciente campeonato del equipo. Los hermanos se turnaban para subir por encima de una neverita portátil de agua para ver sobre la multitud y saltaban con deleite mientras el autobús de Curry pasaba. Hablando de que el equipo será un poder de la NBA durante los próximos años, los hermanos y otros niños pueden crecer en una era de dominación de los Warriors que podría hacer de la celebración de este año una escena habitual -aunque no sea Oakland otra vez. Los Warriors se dirigen a San Francisco, donde tendrán una nueva arena que abrirá en 2019. Oakland también está perdiendo a uno de sus otros equipos queridos, los Raiders (NFL), quienes van a Las Vegas, y la ciudad todavía está recuperándose de un escándalo policial y del luto por un incendio mortal en un almacén. Así que el jueves fue una rara oportunidad para celebrar la ciudad. “Curry, mira aquí”, gritó William mientras el armador levantó el trofeo del campeonato en su dirección. Los jugadores de los Warriors pasaban por donde Cahambing y su familia dando vueltas a las camisetas por encima de sus cabezas y agitando a la multitud como confeti azul y amarillo. Curry desfiló con su esposa y sus hijos a su lado. Bajó de su autobús y saltó y gritó mientras saludaba a la multitud con palmadas altas. Kevin Durant, el MVP de las finales de la NBA, montó en un autobús diferente con su mamá. “Esperaba más”, dijo el dirigente Steve Kerr, bromeando sobre el tamaño de la multitud. Kerr afirmó que estaba orgulloso de que el equipo “regresó del desaire del año pasado”. Los Warriors dilapidaron una ventaja de 3-1 en las finales de 2016 y perdieron el título de los Cavaliers de Cleveland después de fijar el mejor récord de temporada regular en la historia de la NBA. “Recuerdo exactamente donde estaba esta vez el año pasado y no fue una gran sensación”, dijo Curry a la multitud. “Pero todo lo que pasamos como un equipo, como una organización, hace que este día sea mucho más dulce”.

Top News








Full of Books