Por qué intentamos ser amigos de nuestro ex según la ciencia

«Podemos ser sólo amigos».
¿No se supone que aquellos que quieren regresar con un ex son psicópatas? En realidad, no. Aunque distintos estudios indican que tienen características similares a las de un trastorno psicológico, hay más motivos por los que alguien desearía ser un amigo cercano de su expareja después de una ruptura. Es desesperante, frustrante y puede tener diferentes consecuencias, desde volver a entrar en una relación destructiva hasta desarrollar un vínculo amistoso que trascienda el pasado y que sea más importante que la relación que alguna vez tuvieron.

Distintos psicólogos han tratado de abordar el tema y averiguar por qué suele suceder éste fenómeno y, además, por qué cada vez existen más personas dispuestas a mantenerse unidas a una expareja sin el involucramiento romántico. La respuesta no es sorprendente; revela lo que siempre hemos sabido pero nos negamos a aceptar: que somos seres egoístas que solamente buscamos recompensas y hacernos sentir mejor sin lidiar con el compromiso.
La ciencia

Un estudio de la revista científica Personality and Individual Differences publicado en Science Direct, reveló las principales causas sociales y psicológicas por las cuales una persona desea mantener el contacto con un ex. La investigación se llevó a cabo usando dos grupos de estudio. En el primero, 348 participantes nombraron la razón por la cual se harían amigos de una antigua pareja; en el segundo, 513 individuos detallaron la importancia de cada una para catalogarlas en una escala. El estudio tuvo como resultado siete categorías que definen la psicología de volver a una relación. Añadimos algunas citas que registraron los participantes de los estudios.

Sentimentalismo: la fidelidad, los buenos recuerdos y los recuerdos de las risas constantes, además de ser una de las más obvias, es la razón más común cuando se trata de mantener la amistad.
“Me apoyaba con mis metas”. “Teníamos personalidades similares”. “Disfrutaba su compañía”.
Pragmatismo: se refiere al uso práctico de una cosa. En una relación se refiere a las formas en las que tener una pareja servía para nuestra vida diaria. Por ejemplo, si alguien servía como el medio de transporte para su novio, es posible que quiera mantener la amistad para seguir recibiendo ese favor. En algunos casos, algunos optan por volver sólo para no estar solos y salir acompañados a distintos lugares.
“Tenía mucho dinero”. “Me daba hermosos regalos”. “Me llevaba a todos lados”.

Atracción romántica: este punto también podría ser llamado “esperanza”. La continua atracción hace que las personas acepten una amistad con la esperanza de que después volverán o que al menos disfrutará de cerca el cariño y el amor que recibe de ese individuo.
“Aún quería salir en citas con él”. “Aún estaba enamorado”. “No quería que me olvidara”.
Recursos compartidos : si tienen hijos o algún bien o actividad compartida, muchas veces se puede optar por mantener la amistad.
“Teníamos una mascota”. “Trabajamos juntos”. “Quería un ambiente amable por mis hijos”.

Disminución de sentimientos románticos: esta razón es la más lógica para aquellos que ya superaron el romance y sólo quieren una amistad. Ya que se pierde todo interés amoroso o físico y se facilita la transición a un vínculo amistoso.
“Ya no me sentía sexualmente atraído hacia él”. “Ya no lo quería”. “Éramos incompatibles”.
Mantener una relación (o red) social: si ambos tienen a los mismos amigos o conviven con distintos conocidos en común, muchas veces es más fácil crear una amistad a simplemente dejarse de hablar y causarle incomodidad a las personas a su alrededor.
“Mantener una buena relación con sus amigos”. “Para evitar incomodidades con nuestros amigos”. “Para ser maduro”.

Acceso sexual: la razón menos común, pero también una que es frecuente es el interés en el futuro acceso sexual. Se busca una recompensa placentera sin necesidad de involucrarse con los sentimientos, sin embargo, eventualmente uno de los dos puede volver a sentir el amor, lo que causará otros problemas.
“Para seguir teniendo sexo con ellos de vez en cuando”.
El estudio resalta que la mayoría de estas razones para mantener la amistad con un ex en realidad muestran un lado oscuro de la personalidad de la gente. Muchos buscan mantener el vínculo por razones egoístas y para continuar recibiendo distintas recompensas sin el esfuerzo de involucrarse en un ámbito sentimental.


Para algunos volver con un ex es una mala idea, para otros, muestra la madurez y la inteligencia emocional de una persona. Sin embargo, aunque creamos que lo hacemos por un genuino interés, la psicología afirma que en realidad sólo lo hacemos para nuestro beneficio. Ya hemos mencionado que el amor es sólo un invento que favorece a la evolución , así que en realidad las relaciones como las imaginamos no existen y sólo nos juntamos con personas y fingimos que nos amamos para sentirnos bien .
* Referencias
Science Direct Muy Interesante
|CulturaColectiva
La entrada Por qué intentamos ser amigos de nuestro ex según la ciencia aparece primero en Casos Raros .

Top News






Full of Books