El agua nos dañó la fiesta; EE.UU. lo gozó

SANTO DOMINGO. Cientos de personas se concentraron en las inmediaciones del Museo de Historia Natural de la Plaza de la Cultura para observar el eclipse parcial de sol que cubrió el 74% del disco solar desde su fase inicial, que fue observable desde las 02:04 minutos de la tarde de este lunes. Convocados por la Sociedad Astronómica Dominicana (ASTRODOM) al evento de Observación Segura del Eclipse 2017 y pese a un pronóstico de clima desfavorable , los espectadores abarrotaron las inmediaciones del lugar desde las 12 del mediodía para obtener una de las 1,500 gafas solares certificadas de protección ocular que ofreció la entidad bajo el auspicio del Charlie Bates Solar Astronomy Project. Los miembros de ASTRODOM, que registraron el acontecimiento con telescopios y filtros especiales, explicaron a Diario Libre que sólo fue posible apreciarlo en un 30 % debido a una capa de nubes bajas y oscuras que se postró sobre el firmamento desde tempranas horas de la mañana. Pasadas las 02:50, la lluvia se precipitó sobre el Distrito Nacional anulando en su totalidad la visibilidad del fenómeno cósmico. No fue así en la provincia de Santiago de los Caballeros , donde otros cientos de aficionados de la astronomía se reunieron en el Monumento a los Héroes de la Restauración para ver el eclipse solar que tardó unas 02:39 minutos en recorrer el cielo desde la costa Atlántica, y concluyó a las 04:43 de la tarde. De acuerdo con datos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) de Estados Unidos, el eclipse solar de este lunes constituyó la mayor ocultación del sol en República Dominicana en las últimas dos décadas , como reseñara el editor de Ciencia de este medio, Henry Hidalgo, en un artículo publicado el pasado viernes.





Full of Books