La NCAA suspende por dos años a Oliver Antigua por violar las reglas

SANTO DOMINGO. Orlando Antigua salió ileso de un caso que pudo arruinar su carrera dentro de la NCAA, pero su hermano no. El comité de infracciones de división uno de la NCAA determinó que Oliver Antigua violó las reglas, al suministrarle a prospectos hospedaje, comida y transporte de forma “inadmisible”. Peor aún, el comité encontró que el acusado negó en dos ocasiones los cargos antes de confesarlos. El veredicto dado a conocer esta semana quitó responsabilidad a la Universidad del Sur de la Florida, así como a Orlando, quien fue despedido a principios de año como primer criollo que dirige en la liga universitaria. En abril, la Universidad de Illinois lo contrató como asistente. Oliver Antigua, quien fungía como asistente de su hermano con los Bulls, fue castigado con dos años de suspensión, que comprenderá entre el 19 de septiembre de 2017 y el 18 de septiembre de 2019. Durante ese tiempo, cualquier universidad de la NCAA que lo emplee tiene que prohibirle cualquier actividad relacionada con dirigencia durante el primer año de la penalidad y ofrecerle entrenamientos sobre las reglas de la liga en el segundo. Oliver Antigua, que nunca se mencionó por su nombre en el reporte, renunció a USF en julio de 2016, cuando las informaciones comenzaron a ser publicadas por el Tampa Bay Times y ESPN. Orlando fue despedido el tres de enero pasado. En junio, la NCAA publicó un reporte que indicaba el menor de los Antigua pagó gastos (que no superaron los US$511) mientras los reclutamientos eran impartidos en la escuela de medicina de USF por la cuñada de Gerald Gillion, entonces asistente especial de Orlando Antigua. Oliver reconoció que costeó a los entonces prospectos dos noches de hospedaje de hotel (por valor de US$185), de dos a cinco noches de hospedaje en el hogar del ex asistente (por valor de US$73 a US$182), siete comidas (valor de US$112) y transporte local (por valor de US$32), cita la sentencia. Orlando, el ex Trotamundos, llegó al USF Sun Dome (hogar de los Bulls) en marzo de 2014 con un pacto de cinco temporadas (2014-2019) a razón de US$900 mil al año con salario base, con un incremento de US$25 mil cada campaña. Además, tenía un presupuesto que comenzó en US$700 mil para pagos de asistentes y llegaría a US$800 mil al quinto año e incentivos que alcanzarían los US$250 mil si clasificaba al torneo de la NCAA. Si la investigación encontraba a Orlando culpable, entonces la USF sólo tendrá que pagarle US$28 mil por la temporada 2016-2017, por lo que hubiese dejado de percibir más de US$2.6 millones, de acuerdo con el diario Tampa Bay Times. Ni Felipe Alou, Manny Acta, Tony Peña o Luis Pujols tuvieron contratos tan grandes mientras trabajaron en las Grandes Ligas. NPerez@diariolibre.com

Top News






Full of Books