Una “maldad” a la comunidad de San Felipe en Villa Mella

SANTO DOMINGO. Residentes de la comunidad San Felipe, de Villa Mella, dicen sentirse burlados por las autoridades de Obra Públicas y del ayuntamiento, quienes empiezan a remozar algunas de las calles del sector y las abandonan sin concluir los trabajos dejándolas en peores condiciones. Las últimas calles que empezó a remozar el ayuntamiento, hace alrededor de cinco meses, cuyos equipos no volvieron a la zona, son las dos vías que conducen a la parroquia San Felipe Apóstol, en donde el lodo y el polvo han aumentado. En consecuencia, hay peligro cuando cae cualquier llovizna porque, además de la suciedad que provoca la tierra mojada, aumenta la posibilidad de que se caigan personas mayores o los más pequeños que asisten a misa. El cabildo también inició, hace varios años, la construcción de las aceras de la vía principal o carretera de Yamasá, que en el tramo que corresponde a San Felipe no han sido concluidas a pesar de que los bordillos que la sostendrían fueron terminados. La mayoría de las calles internas de los diferentes barrios y urbanizaciones de San Felipe, Villa Mella, como son Esperanza, Licey y urbanización San Felipe, tienen las aceras concluidas, pero no así las calzadas, en muchas de las cuales algún tractor del Ministerio de Obras Públicas ha empezado a trabajar y luego ha abandonado la labor. Dos residentes de la zona, Juana Moronta y Ricardo Valenzuela, se quejaron de las “pésimas” condiciones en que se encuentran las vías del citado sector y manifestaron sus esperanzas de que la denuncia en DL tenga resultados positivos. Hace menos de un mes, residentes del barrio Licey, que acostumbra a quemar gomas y a obstaculizar la carretera principal para demandar la reparación de sus calles, optaron por realizar una larga caminata hasta el ayuntamiento para presionar a sus autoridades a darles una respuesta.





Full of Books