El 64% de los trabajadores cree que la robótica destruirá el empleo

LONDRES. El 64% de los trabajadores cree que la robótica y la inteligencia artificial destruirán más trabajos de los que crearán, según una encuesta realizada entre más de 7.000 empleados de los siete países con más inversión en este sector. Expertos en este área participaron hoy en una conferencia en Londres sobre “cómo los robots y la inteligencia artificial cambiarán el futuro del trabajo”, donde han coincidido en señalar que el mundo se enfrenta a una “inminente revolución” para la que no está preparado. El alemán Martin Lechner, director ejecutivo de la Unidad de Nuevas Tecnologías en Messe München GmbH, informó de que más del 70 % de los trabajadores considera que los robots sustituirán a los humanos en tareas peligrosas, como la carga de pesos o la manipulación de ciertos elementos, y lograrán una mayor precisión en la producción. No obstante, más de la mitad de los interpelados piensa que es importante que los robots sustituyan los trabajos de menor cualificación. Sin embargo, añadió Lechner en una rueda de prensa, el 54 % no cree que las políticas públicas estén apoyando, ya sea mediante inversión en educación o entrenamiento, la transición del trabajador al mundo digital. “No hay consenso sobre cómo repercutirá la robótica en la creación o destrucción de empleo, algunos estudios son optimistas y otros no”, dijo a Efe el profesor Guy Michaels, de la London School of Economics. Michaels presentó los resultados de un estudio que analiza datos de trabajadores suecos y estadounidenses, desde la década de los ochenta hasta hoy, y el impacto que la tecnología ha tenido en el empleo. Las conclusiones de la investigación valoran el impacto positivo que los robots industriales han tenido en mejorar la productividad, pero también que han reducido los trabajos no cualificados, con el consiguiente aumento del paro. “El horizonte del cambio todavía se percibirá dentro de varias décadas y, aunque muchos trabajos han sido sustituidos y reconvertidos a lo largo de la historia, es razonable esperar la pérdida de empleos”, confesó con respecto a la revolución digital. El gerente de VDMA Robotics, Patrick Schwarzkopf, señaló que el mundo se ha adaptado a la revolución de los robots de forma gradual, pero alertó de que el desarrollo en este área se ha precipitado en los últimos años sin que la sociedad esté preparada para ello. Schwarzkopf informó también de que el 74 % del suministro de robots industriales está concentrado en cinco mercados -China, Japón, Corea del Sur, Estados Unidos y Alemania-. Puntualizó además que la primera industria en su adopción y adaptación ha sido la de la automoción, por encima de la electrónica, donde está cada vez más extendido su uso. Aunque estas nuevas tecnologías son “viables en todo el mundo, independientemente del grado de desarrollo de los países”, según el profesor Michaels, pueden aumentar la brecha entre los países más ricos y los que están en vías de desarrollo, sin posibilidades de invertir en investigación. En la era de la revolución digital, según el experto, los robots industriales y de servicios están constantemente “batiendo nuevos récords de ventas” en aquellos países que no quieren quedarse a la zaga y que pueden permitirse destinar fondos a este sector. De hecho, recordó a modo de ejemplo que el Gobierno británico están invirtiendo “millones de libras” en inteligencia artificial e investigación robótica. Schwarzkopf indicó, por su parte, que el próximo paso en la agenda de la transformación digital y en la perspectiva de las tecnologías robóticas más “futuristas” es la colaboración directa “humano-robot”, donde se esperan grandes avances en un breve espacio de tiempo.





Full of Books