El taxi aéreo a profundidad

ESTADOS UNIDOS. Los vehículos aéreos autónomos, con despegue y aterrizaje vertical para transporte urbano de pasajeros, volarán en Texas, Dubái y Los Ángeles en la próxima década. La cabina futurista, conectada y centrada en el usuario, acaba de ser presentada. La firma de transporte Uber trabaja con el fabricante de helicópteros Bell y otras cuatro compañías aeronáuticas, para desarrollar y poner en marcha redes urbanas de aeronaves eléctricas “bajo demanda”. Efectuarán trayectos cortos por aire, descongestionando el tráfico terrestre. Bell Hellicopter ha presentado la cabina de un taxi aéreo para cuatro pasajeros, quienes podrán sincronizarse con un centro de control integrado, para informarse de las noticias mundiales, realizar una videoconferencia, compartir documentos con otros pasajeros o desconectarse del ruidoso “mundo de abajo”. “Bell es miembro de la red Uber Elevate, y el taxi aéreo es una oportunidad emocionante para nuestra compañía de ayudar a transformar la forma en que las ciudades trasladarán a las personas en el futuro”, declara a Efe, Scott Drennan, director de Innovación de Bell Helicopter, desde Fort Worth (Texas, EEUU).





Full of Books