Francia defiende una exención permanente a los aranceles al acero y aluminio

PARÍS. El Gobierno francés dijo hoy que toma nota de la decisión de EE. UU. de prorrogar un mes la exención de tarifas a las importaciones de acero y aluminio, pero reclamó que esta sea permanente. Francia, según el comunicado de sus Ministerios de Exteriores y de Economía y Finanzas, seguirá trabajando para que la Unión Europea se beneficie de una exención “total, permanente e incondicional”, porque en su opinión “nada justifica que sea sometida a aumentos unilaterales de derechos de aduanas” al respecto. El presidente estadounidense, Donald Trump pospuso el lunes un mes la imposición de aranceles al acero y al aluminio a los países de la UE, México y Canadá; unas tarifas de las que eximió indefinidamente a Argentina, Brasil y Australia. Los polémicos aranceles del 25 % al acero y del 10 % al aluminio entraron en vigor el pasado 23 de marzo, pero Trump eximió temporalmente a algunos de sus principales aliados para negociar acuerdos comerciales paralelos para lograr una reducción en las importaciones de esos productos. “Francia y la Unión Europea son aliados de EEUU. No están en el origen de la sobreproducción mundial de aluminio y acero y respetan totalmente todas las reglas de la OMC (Organización Mundial de Comercio)”, dijeron las autoridades francesas en su nota. El Ejecutivo galo admitió que hay un problema de sobreproducción en el sector y dijo estar dispuesto a trabajar con EE. UU. y con sus otros aliados para “aportar soluciones rápidas y apropiadas”. “Pero no podremos hacerlo tranquilamente hasta que estemos seguros de estar exentos de manera permanente de la amenaza de subidas tarifarias unilaterales”, añadió en su comunicado, en el que insta a la UE a seguir “unida”, tal y como lo ha estado en las últimas semanas.





Full of Books