Tina Turner una diva infinita

Anna Mae Bullock, más conocida como Tina Turner, es uno de los mitos de la música. Su carrera empezó en los años 60 del pasado siglo junto al que fue su marido, Ike Turner. Ha tenido una vida marcada por impedimentos, tanto personales como profesionales que, sin embargo, supo superar y se ha convertido en la predecesora y espejo de otra diva como Beyoncé.
Rompiendo barreras. Nacida en Nutbush, Tennessee (EE.UU.) en 1939, su carrera musical empezó cuando conoció al guitarrista del grupo “Kings of Rhythm”, Ike Turner, un pionero en el mundo del rock and roll que más tarde sería su marido.
Comenzaron cuando el dejó su banda para formar un dúo con Tina en 1960, su fama fue creciendo y se formalizaron como dúo “Ike and Tina Turner Revue”. Se casaron en 1962 y, cuatro años más tarde, lanzaron su álbum “River Deep, Mountain High”. Este trabajo incluía el sencillo de “Proud Mary” que en un principio no tuvo importancia en los Estados Unidos, pero en Inglaterra se volvió masivo alcanzando el número cinco en las listas de éxitos.
En 1971 remasterizaron el tema y esta vez sí tuvo mucha presencia en su país alcanzando el número cinco en las listas, lo cual les permitió ganar sus dos primeros premios Grammy. Ella, sin embargo, cuenta con once galardones de esta categoría, entre otros muchos, y es una de las artistas que más discos y entradas de conciertos ha vendido.
La afroamericana fundía los distintos géneros y tomaba referencias del trío más perfecto de artistas de los años 80: Michael Jackson, Madonna y Prince, como también lo hizo con David Bowie, gran amigo suyo y colaborador en el tema “Tonight”.
Según el medio británico The Guardian, es una estrella que ha conseguido traspasar las líneas y adversidades raciales que se le presentaron e, incluso, venció a la opresión violenta para revolucionar la música y llegar a la cumbre, después de una heroica e inspiradora vida.
Vida marcada por la violencia. La artista y el fallecido Ike Turner, estuvieron casados durante 16 años y fueron una de las parejas más potentes y significativas del rock and roll. Pero ese dúo se convirtió en una pesadilla para Tina, pues afirmaba que vivió “entre violencia y palizas continuas” por parte de su esposo. Se divorciaron en 1978.
Éxito inagotable. Después de su separación, llevó a cabo varios trabajos sin mucho éxito, aunque uno de ellos, producido con ayuda de Bowie: “Let’s Dance” (1982), supuso el regreso de la gran diva. En 1984 fue el culmen de su carrera con el álbum “Private Dancer”, que vendió más de 20 millones de copias.
A finales de los años 80, vuelve a estar presente en las listas de medio mundo con su elepé “Foreign affair” (1989) que vendió más de 12 millones de unidades y fue número uno en muchas listas europeas, mientras que el éxito en EE.UU. no fue tan rotundo. Este trabajo contenía su sencillo “The best”, quizá una de las canciones más escuchadas de la historia de la artista y que cuenta en la actualidad con más de 30 millones de visualizaciones en Youtube.
Su retirada del mundo de la música se produjo en el año 2000 cuando tenía 61 años. Se despidió manteniendo su fuerza vocal y con una gira de 95 actuaciones extendidas por Estados Unidos y por el Viejo Continente. Además la cantante estadounidense tiene también un record mundial por ser la única intérprete en llenar por completo el estadio de fútbol de Maracaná, en Río de Janeiro, que tiene capacidad para unas 180,000 personas en un concierto, en 1988, un hecho que solo ha conseguido igualar el artista británico Paul McCartney en el año 1990.
En la actualidad Tina Turner tiene una mansión en las orillas del lago Zúrich (Suiza) donde disfruta de la paz y la discreción que le ofrece la Confederación Helvética.
The post Tina Turner una diva infinita appeared first on Hoy Digital .

Top News






Full of Books