Invitados de clase real

Ellos fueron algunos de los privilegiados en recibir una invitación para el acontecimiento del año: la boda de el príncipe Enrique y Meghan Markle. Los actores George Clooney, acompañado de su esposa Amal, e Idris Elba; la presentadora estadounidense Oprah Winfrey, el exjugador de fútbol David Beckham y su mujer Victoria Beckham, la tenista Serena Williams y el cantante James Blunt también aderezaron el acto con su presencia, despertando la mayor atención mediática y del público. El cantante británico Elton John fue otro de los invitados estrella y se espera que cante en la recepción privada que se ofrecerá a los invitados en el Salón de San Jorge del castillo de Windsor. Al enlace acudieron como invitadas 2.640 personas, entre las que no figuraba ningún político en activo, pero sí 1.200 “ciudadanos de a pie” procedentes de todos los rincones del Reino Unido. La pareja no tendrá una, sino dos recepciones, para celebrar su unión, una para los invitados y otra para familiares y amigos más allegados, con un menú de canapés y pequeños platos, y una tarta de limón y saúco. Cerca de 120.000 personas se congregaron para ver de cerca la boda en Windsor, al sudeste de Inglaterra, junto con 5.000 periodistas de todo el mundo y 79 medios internacionales que cubrieron el compromiso matrimonial.





Full of Books