Luis Severino asume el liderato de efectividad con magistral labor ante Boston

NUEVA YORK. Aaron Hicks conectó tres jonrones, los Yanquis tundieron de nuevo a David Price y Nueva York disparó cinco bambinazos en las primeras cuatro entradas para propinar el domingo una paliza de 11-1 a los Medias Rojas de Boston. El dominicano Luis Severino se convirtió en el primer abridor que gana 13 partidos en las grandes ligas después de trabajar seis entradas dos tercios en la que concedió dos imparables sin anotación, gracias a la gran ventaja que le habían construido los Bombarderos del Bronx. Debido al intercambio de derrotas el fin de semana, los Yanquis (54-27) ganaron dos de los tres partidos que disputaron a sus rivales de mucho tiempo para recuperar la mejor foja en el béisbol y el primer lugar en la división Este de la Liga Americana. Como primero en el turno de bateo contra un zurdo, Hiks consiguió dos bambinazos desde su lado derecho del plato y otro por el izquierdo. Conectó un cuadrangular de dos carreras que salió por el jardín derecho en la segunda entrada y uno solitario por el centro en la cuarta, que puso la pizarra 8-0 y propició la salida de Price (9-6). Severino (13-2), que se llevó el triunfo y tiene el promedio de carreras limpias admitidas más bajo en la Liga Americana con 2.10, aumentó su foja de local a 8-0 esta campaña. El dominicano se quitó la gorra para despedirse de la multitud que lo ovacionó de pie cuando salía del campo para convertirse en el primer serpentinero de los Yanquis que será el abridor del Juego de Estrellas desde que Roger Clemens lo hizo en 2001. Por los Medias Rojas, el venezolano Sandy León de 1-1, una anotada. El dominicano Rafael Devers de 4-0. El puertorriqueño Christian Vázquez de 3-0. Por los Yanquis, el venezolano Gleyber Torres de 4-1, una anotada, tres impulsadas. El dominicano Miguel Andujar de 5-2.

Top News






Full of Books