“Mucha de la enseñanza sobre las ciencias se hace de manera perezosa”

SANTO DOMINGO. El físico y matemático Ronen Plesser cree que los profesores enseñan las ciencias de una forma peresoza. Él es un reconocido profesor de la Universidad Duke en los Estados Unidos que aboga por que los maestros piensen más en introducir a los estudiantes en aprender sobre el universo. “Lo que quiero decir con perezoso es reducir la enseñanza a pasar un montón de pruebas”, dijo. Plesser, de 55 años y padre de cinco hijos, nació en Jerusalén y desde pequeño se interesó por las ciencias. Su padre también fue físico y lo motivaba observarlo junto a sus amigos. Recordó que creció conociendo literatura sobre ciencias e interesado en su campo de trabajo. “Mucha de la enseñanza sobre las ciencias se hace de manera perezosa. Muchas de las clases que tomé cuando era estudiante hablaban de forma perezosa, porque es un trabajo difícil hacer lo contrario y porque los docentes (...) están mal pagados”, dijo. Lamentó que personas talentosas no sean maestros por los bajos salarios. “Encuentras maestros que no tienen mucha confianza con el material que están enseñando, no están muy interesados, no están muy entusiasmados, y tenemos estudiantes desmotivados”, expresó. En un tiempo en el que el internet, la tecnología, los celulares y las redes sociales captan mucho de la atención de las audiencias, Plesser considera que se les puede sacar de esas distracciones con métodos que se basen en temas interesantes. “La solución para sacar a la gente de sus teléfonos celulares es ofrecerle algo mejor”, afirmó. Citó como ejemplo que si se pone a un grupo a mirar por un telescopio, “los celulares desaparecerán”. “La solución para entusiasmar a los estudiantes con la ciencia es pagarles a los profesores de ciencias”, aseguró. Plesser visitó recientemente el país invitado por la Sociedad Astronómica Dominicana (Astrodom). Consideró como de gran valor que la República Dominicana tenga personas aficionadas a conocer e investigar y que convocan a otros para estudiar sobre astronomía. Entre las actividades que realizó figuran charlas impartidas a jóvenes y estudiantes en el Museo Nacional del Historia Natural, en el Centro Cultural Perelló y en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec). Conversó sobre cómo enseñar astronomía a jóvenes y discutió acerca de la teoría de cuerdas, una tesis que apoya y que investiga cómo las cuerdas se propagan a través del espacio e interactúan entre sí. “Paso una buena parte de mi tiempo y energía haciendo investigaciones sobre astronomía, porque entiendo que es una buena forma de mantener a las personas interesadas en las ciencias”, comentó durante una entrevista con Diario Libre. En la conversación hizo una observación: “Una de las cosas más complicadas, de las cosas más tristes que encuentro (...), es que las personas no interactúan con otras personas, no interactúan con la naturaleza en absoluto”. Refirió que hay un síndrome identificado en niños de las ciudades que no ven los árboles, no salen, no ven animales. “Creo que eso es trágico”, dijo.





Full of Books