Ruth Claros: “A las personas sordas no hay que curarlas porque no están enfermas”

SANTO DOMINGO. Ruth Claros, especialista en educación para personas sordas, expresó que presenta un grave atraso en el desarrollo de los niños sordos el hecho de que las familias insistan en “sanarlos” a toda costa para que sean oyentes. Claros agrega que cuando un niño sordo nace en una familia oyente, se lamentan por su situación, pero entiende que “lo más conveniente es asumirse como familia sordo-oyente, y ver que aprender el lenguaje de señas es una oportunidad”, lo que significaría tener una familia bilingüe. En el caso de Latinoamérica, dijo que el 97 % de las personas sordas nacen en familias oyentes que no están orientadas hacia esta condición y por la falta de información, muchos son sobreprotegidos, escondidos, y en zonas rurales, hasta amarrados con cadenas. Claros ve necesaria la inclusión de las personas sordas porque “estas deben reconocerse como miembros de una comunidad que tiene su propia lengua y cultura, que enriquece la diversidad del país y cuyas necesidades tenemos el deber de suplir, ya que son tan ciudadanos como una persona oyente”. Según la Oficina Nacional de Estadística, 97,735 personas tienen una “discapacidad auditiva” en República Dominicana. Sin embargo, la vicepresidenta de la Asociación Pro-Educación para Sordos, Mayra Hazim Frappier, expresó que “por cada sordo identificado existen dos que no están contados”. Dígase que dos terceras partes de las personas con esta condición son invisibles a la sociedad. El país cuenta con unas 10 escuelas distribuidas en el Gran Santo Domingo y otras zonas del país, con aproximadamente 1,200 estudiantes y 93 profesores para suplir las necesidades educativas de las personas sordas, donde solo 6,000 llegan a la universidad. Un congreso Para crear conciencia sobre este tema, seis instituciones unen sus experiencias para ofrecer al país un Congreso en Educación para Personas Sordas el sábado 15 de septiembre a las 3:00 pm, en el centro de reuniones de la Iglesia de Jesucristo de San Gerónimo, Santo Domingo. El evento académico es auspiciado por el Ministerio de Educación; la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU); La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días; Instituto de Ayuda al Sordo Santa Rosa; Asociación Nacional de Sordos y el Club Rotario Santo Domingo Mirador.





Full of Books