Wason Brazobán lleva a sus fanáticos a navegar entre poesías y desamor

SANTO DOMINGO. En una reciente entrevista con este medio, el cantautor dominicano Wason Brazobán confesó que se siente profeta en su tierra. Y lo comprobó una vez más, porque una fiel fanaticada lo disfrutó y hasta lloró anoche con sus canciones corta venas en un espectáculo que reivindicó el romance. El Teatro La Fiesta del Hotel Jaragua lució a casa llena ante una audiencia entusiasta que fue preparada para recibir una dosis de 2 horas y 20 minutos de exquisitas composiciones que se pasearon por la balada, el pop-rock y el bolero. Wason fue cálido, muchas veces ocurrente, pero, sin dudas, fue un artista entregado a sus canciones con su peculiar voz. Las interpretó con tanta vida que solo le bastó llorar.





Full of Books