Adam Silver explica que Cuban no merecía la suspensión y lo pone de ejemplo

HOUSTON. El escándalo del acoso sexual y de trato que exmiembros directivos masculinos de los Mavericks de Dallas tuvieron con empleadas del equipo acabó sin suspensión al dueño de la franquicia tejana, Mark Cuban, porque no conocía tales acciones ni estaba implicado de forma directa en ese tipo de conducta. Eso fue lo que dijo el comisionado de la NBA, Adam Silver, tras dar a conocer los resultados de la investigación que se abrió después de las denuncias que hicieron varias exempleadas de los Mavericks a través de la revista especializada Sports Illustred y el periódico local Dallas Morning News. Silver explicó que decidió no suspender a Cuban, en parte, dado que la investigación concluyó que el propietario no estaba directamente implicado en esa conducta ni ambiente laboral.





Full of Books