Así se han quedado los proyectos de transformación digital tras la pandemia

0
2 views

Couchbase ha presentado su IV estudio anual sobre Transformación Digital tras el impacto de la pandemia, el cual muestra que un 77% de las empresas tuvieron que realizar cambios notables en sus planes de transformación digital, o incluso empezar desde cero.

Por su parte, el número de proyectos impulsados a través de una idea original por una empresa, casi se duplicó en el último año, pasando del 8% en 2019 al 14% en 2020. El gasto medio en transformación digital creció casi un 2%, 27,5M dólares de media en 2020.

Gracias a la pandemia, las empresas han sido conscientes de los problemas que les impedían modernizar su ya envejecido ecosistema de datos y ahora tienen un interés aún mayor por acelerar su transformación digital”, explica Ravi Mayuram, SVP de Ingeniería y CTO de Couchbase.

Estado de la transformación digital 

Las organizaciones pudieron mejorar significativamente la parte relativa a la experiencia de usuario final. De hecho, el 55% de las compañías realizó mejoras notables con respecto a este tema, en comparación con el 73% de 2019.

Hay que destacar que el 79% de los proyectos relacionados UX se han cancelado, han sido retrasados o se han visto reducidos de alguna manera. A pesar de ello, el 55% de las empresas no pudieron realizar nuevos proyectos por razones que nada tenían que ver con la pandemia.

La pandemia ha hecho que las empresas tengan un interés mayor por acelerar su transformación digital

De igual manera, en lo que respecta a los proyectos que tenían ya avanzados, el 50% sufrió algún tipo de interrupción por razones ajenas a la pandemia, debido a la complejidad para implementar nuevas tecnologías, la falta de recursos o fondos y la dependencia de la tecnología heredada.

Y es que la interrupción de los proyectos no solo tiene un coste financiero, sino que también puede tener un coste significativo en la estrategia empresarial de la compañía.

En concreto, el 72% de las compañías ha tenido que retrasar sus objetivos estratégicos más de un mes o incluso reajustarlos por completo debido a proyectos de transformación digital retrasados, reducidos o cancelados.