Así se vive el ‘peor resfriado de la historia’ en Reino Unido

0

Las autoridades alertan que Reino Unido está viviendo una oleada del ‘peor resfriado de la historia’. Se está expandiendo a toda velocidad por todo el país y los síntomas son mucho más intensos que los de un resfriado al uso. Según recoge ‘BBC’, la doctora Philippa Kaye, médico de cabecera en Londres, señala que en las últimas semanas ha aumentado de forma exponencial el número de infecciones virales, toses y resfriados.

Según la experta, el gran número de casos se corresponden con los de un invierno habitual, debido en gran parte a la relación de las medidas restrictivas del Covid-19. Esto ha provocado que vuelvan a registrarse los niveles de resfriados de antes de la pandemia. Philippa Kaye explica que durante los cierres y las limitaciones a las reuniones sociales, los casos de otras infecciones cayeron drásticamente.

Aunque el resfriado es algo común con la llegada del otoño por los cambios en la temperatura y en el clima en Reino Unido, los profesionales sanitarios están muy alarmados porque los síntomas son calificados como los peores de la historia. Muchos pacientes aseguran sentirse como «si les hubiera golpeado un autobús».

Rebecca London, trabajadora de 24 años de Bournemouth, se contagió en un festival y, según ha comentado en declaraciones a la emisora ‘Radio 1 Newsbeat’, nunca se ha sentido peor: «Apenas dormía, me despertaba por la noche con la nariz moqueando y tosiendo constantemente, y me sentía extremadamente cansada».

Ante la más mínima sospecha de Covid-19, la doctora recomienda hacerse un test PCR para descartar esta posibilidad. Además, lo más prudente es quedarse en casa hasta que haya pasado la peor etapa de la infección, que en la mayoría de casos son dos o tres días una vez empiezan a manifestarse los síntomas

Al tratarse de un resfriado, las principales pautas para recuperarse son hacer reposo y beber muchos líquidos. Además, se pueden tomar analgésicos si hay dolor de cabeza u otras molestias. Y, para el dolor de garganta, un vaso de leche caliente con miel es un remedio casero muy efectivo.