“¡Chanfle!” Chespirito quiso matar al Chavo y de qué manera…

0

Santo Domingo. RD

“¡Chanfle!”. Ese día, 7 de enero de 1980, iba a ocurrir lo peor. No lo salvaba ni el Chapulín Colorado. Era el último capítulo de la serie más popular de América Latina, que había comenzado casi diez años antes (el 20 de junio de 1971). “El Chavo del 8” era un toque de queda en todas las vecindades de México y muchos países latinoamericanos.

De materializarse lo que en principio pensó Roberto Gómez Bolaños (Chespirito), la niñez latina iba a quedar en un trauma por mucho tiempo. Por suerte, alguien lo evitó.

De acuerdo con el portal Chespirito.org, en el último capítulo de la serie, Doña Florinda, cansada de tener que utilizar el único lavadero de “la vecindad” y tras discutir con Doña Clotilde y Doña Nieves, decide comprarse una lavadora.

A partir de ahí ocurren una serie de situaciones entre los componentes de la vecindad más conocida de América.

Sin embargo, no era por ahí que iba la historia sobre el final de la serie. Chespirito le tenía un final trágico a su creación.

Según una página web Chespirito.org, el escritor había planeado que “El Chavo” perdiera la vida atropellado por un vehículo mientras intentaba salvar a un niño en una situación heroica, pero muy lejana a lo que todos esperarían para el final de las aventuras del muchacho, quien era símbolo de felicidad para tantos millones de personas en el mundo.

Aunque no se iba a mostrar el cadáver de forma directa en la pantalla, lo que se pensó fue grabar a los demás personajes de la vecindad llorando y dándole una despedida final al Chavo.

Con esto último, presuntamente, ‘Chespirito’ intentaba transmitir un mensaje de amor a la nobleza del protagonista.

+ La salvadora del Chavo

Sin embargo, fue la propia hija de Gómez Bolaños, la psicóloga Graciela Gómez Fernández, quien intercedió para que ese final no se sacara al aire.

Según indica el sitio web, ella habría argumentado que podía causar un efecto devastador entre los televidentes, principalmente en la niñez.

De esa manera se salvó El Chavo de morir atropellado en una calle y convirtiendo en un mar de lágrimas a todo un país y a gran parte del continente americano.

+ Sobre el tema

Chespirito nunca habló de manera frontal sobre este tema. Sin embargo, en el “Diario del Chavo del 8”, escrito por él, se muestra una escena que puede ser un adelanto de una situación similar, reseñó este lunes el periódico El Heraldo de México.

En la publicación se narra el momento en el que “El Chavo” observa la muerte de un niño junto con otros menores de edad que consumen sustancias nocivas. 

Asustado, el personaje corre hasta encontrar la vecindad en la que transcurren todas las aventuras que fueron televisadas y seguidas por millones de personas a lo largo de todo el mundo, indica El Heraldo.

Además del Chavo del 8 (interpretado por Chespirito), el elenco principal estuvo integrado por Ramón Valdés (Don Ramón), Carlos Villagrán (Quico), María Antonieta de las Nieves (La Chilindrina), Florinda Meza (Doña Florinda), Rubén Aguirre (El Profesor Jirafales), Angelines Fernández (Doña Clotilde) y Édgar Vivar (el Señor Barriga). La dirección y producción de la serie recayeron en Enrique Segoviano y en Carmen Ochoa.