Clínica donde murió influencer niega responsabilidades

0

La clínica estética Skin piel de Guadalajara, México, en la que murió la influencer mexicana de 25 años Odalis Santos Mena tras someterse a un tratamiento para dejar de sudar, niega cualquier responsabilidad en su fallecimiento.

En un comunicado de prensa, aseguró que la joven no dijo que consumía ciertos medicamentos cuando le hicieron llenar un cuestionario antes de pasar al tratamiento.

Mena llegó a la clínica cerca de las 11:13 horas acompañada de su entrenador y nutriólogo, Víctor Gómez, con el fin de someterse a un procedimiento que reduciría la sudoración de sus axilas, según el comunicado, luego de haber sido contratada por Skin piel para una campaña de belleza en la que se le iba a aplicar el tratamiento Mira Dry.

Dicho tratamiento, según exponen, se ha realizado en otras personas desde hace seis años y cuenta con aprobación de la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos y las autoridades sanitarias mexicanas.

La clínica asegura que cada cliente debe llenar un formulario en el que se proporciona información para evitar complicaciones en el tratamiento, en el que la joven dijo que no consumía sustancias. «Al entregar el formulario firmado al doctor, éste le volvió a preguntar sobre el uso de sustancias y verbalmente reiteró que no», dice el comunicado.

El informe detalla además que la joven no fue sometida al tratamiento, ya que cuando se le aplicó la anestesia tuvo un paro respiratorio. 

«El médico inmediatamente procedió a hacer todo lo médicamente posible. Al mismo tiempo ordenó a su equipo que se llamara a una ambulancia. Por ser una zona de hospitales, en cuanto llegó la ambulancia, Odalis fue atendida por los paramédicos», indican.

El entrenador fue contactado en medio de esta situación para saber si la influencer había usado algunas sustancias, y este dijo que había consumido «clembuterol, creatina y oxandrolona». 

«Todo parece indicar que la anestesia tuvo una reacción por las sustancias presentes en el organismo de Odalis, ya que los esteroides, anabólicos y el clembuterol alteran el metabolismo y afectan el crecimiento del corazón», afirma la clínica.

No obstante, la familia de Mena ha acusado a la clínica de haber cometido negligencia médica, y ha dicho que la joven no había sido atendida por un médico anestesiólogo y que la clínica no tenía servicios de emergencia o primeros auxilios para asistirla.