Cómo hacer que la vuelta a la rutina no perjudique nuestra relación de pareja

0

Una gran parte de las separaciones tienen lugar tras el verano. La vuelta a la rutina hace que muchas parejas se rompan. ¿Por qué? ¿Qué hacer para que no perjudique nuestra relación de pareja?

Esto suele pasar porque volvemos a los duros hábitos de siempre con horarios de trabajo exigentes y menos tiempo para nosotros.

¿Qué podemos hacer para mantener nuestra pareja a flote tras las vacaciones?

Analizar emociones

Desde TherapyChat, dan a conocer que es normal sentir nostalgia después de haber pasado unos días muy felices. Permitid daros el tiempo necesario a cada uno, pero tened en cuenta que la tristeza es parte del pasado y la ansiedad parte del futuro, si centramos nuestros pensamientos en el presente podemos reequilibrar todas esas emociones.

Compartir tiempo fuera de la rutina

Necesitamos encontrar aquellos momentos o detalles, por muy simples que sean, que sorprendan y reafirmen el por qué os elegisteis el uno al otro.

Proyectos en común

Compartir es crecer. Y si es juntos, mejor. Para esto hay que tener algunos proyectos juntos como compartir un nuevo hobbie, adoptar a una mascota, etc. los expertos comentan que con esto construimos algo en común va a ser motivante para la pareja.

Habilidades de comunicación

Debemos aprender a mejorar la relación sin tener que depender del periodo vacacional o de algún contexto diferente al rutinario.

Asertividad

Para que la cosa funcione es importante una gran asertividad, independientemente de la duración de la relación, tendremos más herramientas para afrontarlo de manera saludable.

María Mavji, sexóloga y directora de operaciones en TherapyChat, asegura “la vuelta de las vacaciones se nos hace difícil a todos, podemos proyectar esta frustración en la pareja o apoyarnos en ella para poder comenzar la rutina con más energía y todo ello depende de cómo estemos dispuestos a cuidarla y cómo nos encontremos en ese momento de la relación”.

¿Por qué se separan más parejas en verano?

  • Volvemos a las duras tareas
  • Compartimos nuevos momentos
  • La rutina vuelve
  • En verano nos hemos distanciado y ahora nos damos cuenta de que no tenemos nada en común.
  • Nuevas amistades y amores en verano
  • Nada en común, nos damos cuenta que nuestros proyectos son diferentes
  • Conflictos familiares al pasar más tiempo en verano con toda la familia.
  • Tenemos más tiempo para pensar y tomar decisiones, reflexionamos y nos damos cuenta de que es mejor no estar juntos.
  • Con todo ello nuestra relación de pareja peligra

 

Comentar con su cuenta de Facebook