La tecnología está avanzando para que cada vez más cosas se conviertan en dispositivos inteligentes, de relojes, timbres, cámaras hasta los juguetes de los más pequeños están experimentado esto. Y aunque esto nos ofrece y amplía los horizontes en lo que se refiere a nuevas experiencias también existen algunos peligros que hay que tener en cuenta.

En concreto hoy, nos centraremos en los juguetes infantiles. Este tipo de dispositivos inteligentes pueden ser diferentes, algunos incorporan conectividad a Internet, otros tienen Bluetooth, otros incorporan micrófonos o cámaras e incluso algunos puede incluir pantallas.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

Sean como sean las funciones y herramientas que incorporan este tipo de juguetes sirven para ofrecer a los niños experiencias más inmersivas, interactivas y receptivas.

Sin embargo, este tipo de juguetes pueden tener vulnerabilidades de software o contener información y datos personales de los menores o de los padres que pueden ser objetivo de hackers. Por eso, el equipo de ESET ha recopilado una serie de consejos y aspectos a tener en cuenta para asegurarte de que tus hijos están siempre protegidos.

Investiga antes de comprar

Antes de comprar un juguete inteligente investiga todo lo que puedas sobre él. Busca si hay publicidad negativa sobre él, si ha habido filtraciones de credenciales o algún tipo de problema de privacidad. Es importante entender también dónde almacena los datos que recopila la empresa y qué niveles de seguridad tiene esta.

Protégete de todas las maneras posibles

Existen varias formas de crear capas de seguridad ante los dispositivos inteligentes, por ejemplo, si el juguete tiene conexión WiFi, es importante proteger el router, otro consejo es apagar los dispositivos cuando no se están utilizando. Al igual que utilizar contraseñas fuertes, en el caso de que sean necesarias, ya que así reducirás el riesgo de que el dispositivo sea atacado.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

Minimiza la cantidad de datos que compartes

En el peor de los casos, y como ya sabemos que nunca estamos realmente 100% seguros de sufrir un ciberataque, es mejor que la cantidad de datos registrados en el juguete sea la mínima, de esta manera los daños también son menores. Por lo que nunca debes añadir información extra, y cuando te pidan rellenar datos, asegúrate de que solo añades los que son esenciales.

“No debemos olvidar que, a efectos prácticos, (los juguetes inteligentes) no dejan de ser dispositivos conectados como nuestros teléfonos u ordenadores pero que, en demasiadas ocasiones no reciben la misma atención en materia de seguridad de los fabricantes y sus usuarios” concluye Josep Albors, responsable de investigación y concienciación en ESET España.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Comentar con su cuenta de Facebook

Hits: 0