¿Cuál es el juguete más vendido del mundo?

0

Se podrían hacer libros enteros sobre juguetes, la gran cantidad de ellos que existen en el mundo y las ventas que tienen al año. Pero hay uno, al que seguramente todos hemos jugado alguna vez, que es considerado el juguete más vendido del planeta. Se trata del ultraconocido Cubo de Rubik.

¿Por qué se mantiene su interés? Es algo que nadie puede saber, pero lo cierto es que desde que se introdujo en el mercado en el año 1980, no ha parado de venderse y se estima que ya ha vendido más de 400 millones de unidades en todo el mundo.

El profesor Erno Rubik

En el año 1974 el húngaro Erno Rubik, profesor de arquitectura, mostraba a sus alumnos un tipo de cubo por las que le hacía llegar diferentes teorías. Rubik, vio como el cubo se reorganizaba cada vez de una manera diferente y por eso decidió otorgar diferentes colores a cada uno de los cuadros que componían el cubo.

Con esto, estableció un patrón que memorizó para llevar el cubo a su forma original cada vez, estableciendo un juego de lógica y cálculo que ya ha enganchado a cientos de millones de personas en todo el mundo.

Ese mismo año patentó su creación y tres años después comenzó a comercializarse por Hungría. En la década de los 80 comenzó a llegar a medio mundo, rompiendo toda previsión de ventas para su creador y las tiendas que lo administraban.

Por aquél entonces, Rubik habló con empresarios y con medios de comunicación para dar publicidad a su obra. Consiguió venderlo gracias a su pericia, aunque, tal y com confesó, él mismo tardó un mes en descifrar la fórmula del Cubo de Rubik, el juguete más vendido del mundo.

En la actualidad, existen todo tipo de entradas en Internet sobre cómo resolver el cubo, tutoriales en Youtube para saber manejarlo e incluso, está en el Museo Moderno de Nueva York como muestra.

El propio Rubik, señalaba en sus memorias, ‘Cubed: The Puzzle os us all’, lo adictivo que era el juego, y como incluso llegaba a obsesionarse con él: «No piensas en los aspectos técnicos cuando giras el cubo (…) Solo quieres jugar. Solo quieres dominarlo. Y ahí está, un objeto que ha olvidado su pasado, como quien despierta y no puede recordar su sueño».

Y es que es un juguete fascinante, desafiante y que se estima que solo un 5,8% de la población que ha jugado al cubo de Rubik ha logrado resolverlo.