¿Cuál es la diferencia entre la gamba y el langostino?

0

Ahora que llega la Navidad, tanto el langostino como la gamba son dos de los crustáceos más consumidos en las celebraciones familiares. Aunque su aspecto es muy similar, es importante tener claras las diferencias entre ambos.

Lo primero a tener en cuenta es que el langostino y la gamba son decápodos de pequeño tamaño, cuyo cuerpo es alargado. Habitan en el mar y en los fondos arenosos de la desembocadura de los ríos. Tiene un valor nutricional muy alto y aportan vitaminas A, B, D, E y K, así como calcio, hierro y yodo.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

Tamaño

La forma más sencilla y rápida de diferenciar la gamba y el langostino es por su tamaño. La gamba es mucho más pequeña, de entre 6 y 10 centímetros y se suele utilizar para elaborar platos de un solo bocado, como por ejemplo gambas al ajillo. Por el contrario, el langostino tiene 12 centímetros de largo, aunque puede alcanzar los 20 centímetros.

Color

En lo que respecta al color, existen diferentes tipos de gambas, siendo las más conocidas en España:

  • La gamba blanca es la más popular de todas, y la más conocida es la de Huelva. Recibe una denominación diferente en función del sitio donde se realiza su captura, cada una con su propio sabor y textura.
  • La gamba roja se captura en el Mediterráneo y tiene un sabor exquisito. Es más grande que la gamba blanca.

El langostino suele tener un color entre rosa y marrón. Aunque se vende crudo, la forma más habitual de comprarlos es ya cocido y listo para consumir.

Textura

Aunque la gamba y el langostino pertenecen a la misma familia, también hay diferencias en lo que respecta a la textura. Mientras que la gamba es más jugosa y suave, el langostino tiene una carne menos jugosa y más dura.

Precio

Independientemente de la temporada, las gambas suelen ser más caras que los langostinos en el mercado.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

¿Cuáles son los beneficios de los langostinos para la salud? ¿Y de las gambas?

Los langostinos son uno de los entrantes más populares en las comidas y cenas navideñas. Son una excelente fuente de ácidos grasos y nutrientes y apenas aportan 93 kilocalorías por cada 100 gramos. Cuidan la salud cardiovascular, combaten la anemia y reducen los niveles de colesterol malo.

Las gambas son una gran fuente de proteínas de alta calidad y de ácidos grasos Omega 3. Tienen efecto antiinflamatorio y aportan una sensación de saciedad sin muchas calorías.

Comentar con su cuenta de Facebook