Descubren la primera momia egipcia embarazada

Descubren la primera momia egipcia embarazada
Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page




Un proyecto de investigación que ha realizado un grupo de egiptólogos polacos ha logrado identificar por primera vez, la momia egipcia de una mujer embarazada. Hasta la fecha, este es el primer caso en comparación con décadas de investigación en estudios del antiguo Egipto, porque se suponía que los antiguos embalsamadores (en teoría) no debían dejar el feto dentro del cuerpo de la madre muerta.

Descubren la primera momia egipcia embarazada

La momia en cuestión tiene un pasado bastante complejo, porque a lo largo de las décadas no había sido posible identificar de inmediato el verdadero sexo del individuo embalsamado. De hecho, inicialmente se creyó que era un antiguo sacerdote llamado Hor-Djehuty. Investigaciones posteriores, realizadas en 2016, revelaron que la fallecida era, de hecho, una mujer que vivía en Tebas en el siglo I d.C.

Hoy en día, el cuerpo se conserva en el Museo Nacional de Varsovia, pero recientemente participó en un proyecto de investigación, el Proyecto de la Momia de Varsovia , encargado por la universidad de la capital polaca.

Los análisis fueron realizados por una pareja de investigadores formada por la Dra. Marzena Ożarek-Szilkec y su esposo Stanisław Szilke. Los dos estaban en proceso de recopilar y transcribir todos los datos obtenidos en un artículo para ser publicado en una revista científica. Sin embargo, como dijo el mismo estudioso, al revisar las radiografías tomadas por última vez, los dos se dieron cuenta de la presencia de un pequeño pie dentro del vientre de la momia.

Sometiendo, por tanto, la parte inferior de la embalsamada a una tomografía, se hizo evidente de inmediato que estaba embarazada de 26 a 30 semanas al momento de su muerte .

Con esta nueva información también participó un tercer investigador, Wojciech Ejsmond, de la Facultad de Estudios Mediterráneos y Orientales, de la Academia de Ciencias de Polonia. El académico quedó bastante sorprendido por el hallazgo de sus colegas, porque, como se explicó anteriormente, los fetos de mujeres embarazadas se consideraban, en el proceso de embalsamamiento, iguales a los órganos. Por lo tanto, no deberían haber sido dejados en el cuerpo de la madre , sino colocados en jarrones para colocarlos debajo del suelo de la casa o, en algunos casos muy raros, momificados .

El motivo por el que el bebé permaneció en el útero probablemente seguirá siendo un misterio sujeto a varias especulaciones . Algunos estudiosos, de hecho, han comenzado a creer que este raro caso ha logrado sobrevivir hasta hoy porque, al principio, querían ocultar el embarazo, quizás no deseado, de la madre. O bien, otros expertos argumentan que la decisión de dejar al feto fue deliberada, porque está vinculada a alguna creencia particular sobre el renacimiento en la otra vida.

Al margen de estas dos teorías Ejsmond explica, que es muy probable que la mujer falleciera precisamente por alguna complicación al entrar en el último trimestre del embarazo. Después de todo, tal evento no era de ninguna manera infrecuente en la antigüedad, especialmente en las mujeres jóvenes, como en el caso de esta momia, que probablemente murió entre los 20 y los 30 años.




Comments on Facebook

Close