El padre Luis Rosario trabajó durante muchos años por la niñez y juventud.

El sacerdote salesiano Luis Rosario, reconocido por su trabajo con la niñez y juventud, murió la mañana de ayer a la edad de 76 años, debido a complicaciones de salud.
Como “padre orientador de la juventud”, definió el presidente Luis Abinader al religioso que duró más de 30 años siendo coordinador de la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Santo Domingo, y que, además, fue propulsor de varios programas para los muchachos de la calle.

“El sacerdote Luis Rosario, quien predicó con el ejemplo, ha partido al descanso eterno. Su legado y compromiso con Dios en la Pastoral Juvenil le convirtieron en padre orientador de la juventud. Que viva siempre su mensaje de amor, humildad y sonrisa al prójimo. Solidaridad”, posteó el mandatario en Twitter.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

La salud del padre Rosario se complicó a principios de este mes al contagiarse de covid-19 pero desde hace tiempo padecía de cáncer. La Inspectoría Salesiana de Las Antillas informó ayer que sus restos serán velados hoy jueves de 8:00 am a 10:30 am, en la Parroquia San Juan Bosco en el Distrito Nacional y al final se realizará una Eucaristía.

Al referirse al padre Rosario, el sacerdote José Pastor Ramírez, inspector de los salesianos, dijo que siempre será recordado por su sensibilidad humana, su amor a la familia, a la Iglesia y a la Congregación, su servicio a la infancia y a la juventud y la defensa de la vida.

Un ejemplo para todos

La labor del prelado, que también abogó por la Ley 14-94 o Código del Menor y de la 20-93 que estableció la festividad del Día de la Juventud el 31 de enero de cada año, fue igualmente reconocida por la primera dama, Raquel Arbaje, quien le agradeció por “ser inspiración de amor por la niñez, por sembrar en tantos la semilla del servicio”.

“Su ejemplo nos impulsa como ciudadanos. Espero que desde donde esté nuestro trabajo provoque una sonrisa de satisfacción por quienes tanto ha luchado. EPD”, dijo a través de las redes sociales.

La vicepresidenta Raquel Peña despidió a Rosario “con la esperanza de la vida eterna” y lo definió como un servidor de las buenas causas “que deja un gran legado en el país por su trabajo a favor de la niñez, la juventud y la defensa de la vida”. “En todo movido por el amor a Dios. Paz a su alma”, expresó.

La noticia de la muerte del prelado fue dada a conocer por el obispo de Baní, monseñor Víctor Masalles, a través de Twitter, quien deseó que Dios lo acoja en su seno. “Que Dios lo acoja y le dé el merecido premio del intenso y extenso trabajo apostólico que realizó entre nosotros”, dijo.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

Monseñor Jesús Castro Marte, obispo de La Altagracia, también se refirió al salesiano Rosario y dijo que seres como él nunca mueren.

El sacerdote Luis Rosario nació el 1 de enero de 1945 en Moca. Recibió la ordenación sacerdotal el 29 de junio de 1975 en la Basílica de San Pedro en Roma por la imposición de manos del Papa San Pablo VI. Además de su trabajo con la juventudes dominicana, el sacerdote seguidor de Don Bosco fue asesor de la Pastoral Juvenil de la Región del Caribe y miembro del Equipo Latinoamericano de la Sección de Juventud del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

Comentar con su cuenta de Facebook