Destierra el miedo por el color naranja en la decoración

0

En decoración esta tonalidad brinda a los espacios una frescura veraniega

A la hora de escoger los colores para pintar los espacios, en uno en los que menos se piensa es en el color naranja, un tono vibrante que puede ayudarte a cambiar el aire decorativo de tu hogar. No hay que pintar todas las paredes con este color, sino que combinándolo con los neutros puedes lograr un espacio muy acogedor y elegante.

De acuerdo a los decoradores de interiores, el naranja es un color vibrante, con cierta fuerza y asociado a siempre a sentimientos positivos: la alegría, el entusiasmo, la felicidad, la creatividad, etc. Sin embargo, a la hora de aplicarlo a la decoración es necesario cierto cuidado porque también es un color potente y con cierta ‘agresividad’.

Combinaciones

El color naranja, o naranjado, se lleva con ciertas tonalidades mejor que con otras. Sus compañeros ideales son el blanco, el beige y el gris, con estos tres se pueden obtener muy buenos resultados. También suele acompañarse de rojo, amarillo o verde, pero no debe abusarse en objetos grandes. Por otra parte, se acompaña con azul, su complementario, aunque siempre con abundante blanco presente.

Puedes usar al naranja en el comedor o la cocina, en la sala, en el cuarto de un adolescente o en un local comercial. Recuerda que se escogen las tonalidades más vibrantes y luminosas para espacios donde se desee crear un ambiente dinámico, en cambio los tonos tierra y apagados para espacios serenos y un más elegantes.

Peculiaridad

Por ser un color realmente muy llamativo, cualquier elemento en estos tonos hará inmediatamente que los salones cobren vida, por lo cual no es necesario ir por una decoración totalmente en naranja.

Elementos

Una alfombra, unos cojines, las cortinas o una obra de arte en dicho color, colocados de una manera estratégica, pueden ayudar a crear un lindo ambiente. l