Efecto McGurk: El extraño efecto que nos hace escuchar la palabra que leemos

0

¿Alguna vez te ha pasado que has visto una película extranjera mal doblada en la que has notado que los sonidos que escuchas salir de la boca de los actores no coinciden con los movimientos de sus labios? Puede que sí que el doblaje sea malo, pero también se está produciendo el llamado efecto McGurk que es un fenómeno en el que entran en conflicto el habla visual , es decir, los movimientos de la boca y los labios de alguien, y el habla auditiva , que son los sonidos que escucha una persona.

Efecto McGurk: El extraño efecto que nos hace escuchar la palabra que leemos

Nuestro cerebro no es perfecto: aunque es una máquina imposible de replicar, puede ser objeto de fenómenos realmente curiosos. Un ejemplo lo demuestran las ilusiones ópticas, imágenes, algunas incluso realmente simples, que pueden hacer que nuestra materia gris se vea en serio «conflicto». Respecto a este tema, cobra especial relevancia el efecto McGurk que, en pocas palabras, es un fenómeno de percepción en el que de repente solo podemos escuchar lo que estamos viendo o leyendo.

Explicarlo es difícil, pero para ello nos va a ayudar el video a continuación que fue viral hace poco y que provocó el que muchas personas se preguntaran cuál era el «truco» o la magia detrás de lo que se mostraba. Y es que al escuchar el sonido, nuestros oídos (y nuestro cerebro) deciden que solo podamos entender una de las dos palabras que se muestran. Haz la prueba:

Como ves, en el vídeo aparecen dos palabras «Green Needle» («Aguja verde») y «Brainstorm» («Lluvia de ideas»). El audio del video solo repite una palabra, pero dependiendo de en cuál nos enfoquemos o sencillamente, la que estemos leyendo, escucharemos una u otra. ¿Qué diablos está pasando? No, no te estás volviendo loco, es simplemente una «jugada» que nos hace nuestro cerebro. Nuestra materia gris, de hecho, está tratando de entender lo que cree que está escuchando, con un sonido más cercano a lo que lee (o ve).

En pocas palabras, por lo tanto, el cerebro está tratando de comprender no solo con los oídos, sino también con los ojos.

El efecto fue descrito por primera vez en un experimento realizado en 1976 por los psicólogos Harry McGurk y John MacDonald. La prueba mostró que la información visual puede influir e ignorar lo que una persona cree escuchar.