El aire acondicionado de tu coche tendrá una larga vida si prestas atención a estas sencillas precauciones

0

Cuando llega el verano y vamos en coche una de las primeras cosas que hacemos nada más arranca es encender el aire acondicionado, pero si deseas que este funcione siempre a la perfección, debes tener en cuenta su mantenimiento como de hecho haces con el resto del automóvil. Conozcamos entonces ahora, como conseguir que el aire acondicionado del coche tenga una larga vida con unas sencillas precauciones.

El aire acondicionado de tu coche tendrá una larga vida si prestas atención a estas sencillas precauciones

Muchas veces ni pensamos en tomar precauciones especiales para mantener intacto el sistema de aire acondicionado de nuestro coche, pero lo cierto es que solo nos llevará unos minutos y no solo nos permitirá disfrutar del «fresquito» dentro de nuestro coche en verano sino que además, ahorraremos dinero en la revisión mecánica.

El primer paso será secar el evaporador. Para hacerlo de la mejor manera, basta con ajustar el nivel del aire acondicionado a la máxima potencia, dejando el coche encendido durante 10 minutos.

En este punto, abrimos la caja del filtro de polen y rociamos producto desinfectante por todos los conductos de modo que quede todo bien limpio por dentro.

Ahora tenemos que reiniciar el motor y encender la calefacción a máxima potencia. Pasados ​​unos tres minutos activamos el sistema de climatización a máxima potencia y repetimos este procedimiento también en los conductos de los pies, cabeza y ventanas.

Una vez terminado, pulverizamos el resto del desinfectante dentro de los conductos a través de todas las salidas de aire suministradas en la máquina.
El desinfectante sale de una sonda, conectada a un tubo flexible por lo que es capaz de llegar a bastante profundidad.

Cuando los conductos estén todos desinfectados, podemos proceder a reemplazar el filtro de polen. En general, se recomienda hacer esto al menos una vez cada dos años. La posición del filtro cambia según las marcas de automóviles, pero generalmente siempre está cerca del aire acondicionado.

El filtro de polen, además de preservar la funcionalidad del sistema de aire acondicionado y calefacción, también protege nuestra salud. De hecho, te permite respirar el aire filtrado por el smog , el polen y los vapores nocivos. Ahí es cuando necesitas consultar a un mecánico.

Por tanto, hemos visto que el aire acondicionado del coche tendrá una larga vida si prestamos atención a estas sencillas precauciones, sin acudir al mecánico.

La intervención de este último es necesaria en caso de que necesite reemplazar algunos componentes dañados como ventiladores o correas. O en caso de que necesites recargar el aire acondicionado de modo que antes de partir de vacaciones (si tienes previsto hacerlo en breve) no olvides la importancia de revisar bien el estado del coche y pasar por el taller para cualquier reparación por pequeña que sea. Será la mejor manera de garantizar un viaje seguro y agradable.