El efecto Game Boy sigue vivo: las consolas portátiles ganan impulso en tiempos de ‘smartphones’

0

Madrid
Actualizado:

Guardar

Si le preguntasemos a aquellos que crecieron en los años noventa cuál fue su primera experiencia con las consolas, sin duda, muchos de ellos responderían que con
Game Boy
. La segunda consola lanzada al mercado por Nintendo, que llegó a las tiendas en 1989, tuvo una vida larga. Larguísima. A base de revisiones, consiguió superar con mucho los 100 millones de sistemas vendidos antes de que la firma de Kioto le diese el relevo con Game Boy Advance en 2001. Desde entonces, la empresa ha seguido apostando con buenos resultados por los dispositivos de juego móvil. Y todo, a pesar del creciente uso del ‘smartphone’ en videojuegos y de los fracasos experimentados por sistemas similares de la competencia.