El petróleo impone un “nuevo orden” en el fútbol mundial

0

 Se acabó el tiempo de las “vacas gordas”. Un monstruo llamado Emiratos Árabes impone nueva ruta en el Deporte Rey, y los contratos estrambóticos que ofrecía el club de mayor alcurnia mundial, ya “no hacen ni cosquillas” a unos dueños capaces de comprarlo todo. ¡Así como lo lee!

Así lo atestigua “con letras en piedra” la más reciente y rabiosa pugna -Real Madrid y el París Saint Germain por tener al top delantero Kylian Mbappé- no deja el menor resquicio de que el gigante más ganador del deporte universal, hoy tiene “perdida” la guerra que siempre ganó en el fútbol: conseguir a todo jugador que se proponía en base a tradición y arcas llenas de dinero.

Porque, el galáctico ibérico ya no está ni cerca de ser el más poderoso, ni mucho menos principal de fichajes históricos. El puesto le fue arrebatado a golpes de petroeuros con el “extra planetario” PSG. Y se une también el súper rico inglés Manchester City.

El club francés no sólo tiene una plantilla súper costosa (EUR 1,050 millones), sino con los propietarios más poderosos del planeta la Qatar Investment Authority, entidad del Estado que gestiona más de 350 mil millones de dólares “ociosos” del petróleo. Pero muy similar sucede con el club de marras de la Premier League (propiedad de los EAU).

La“piedra y el huevo”

El rey de reyes o Real Madrid siempre se jactó de tener en plantilla a las figuras de mayor esplendor en su momento, entiéndase los Ronaldo Nazario da Silva, Zinedine Zidane, Figo, Cristiano Ronaldo, David Beckham y una innumerable caterva, que “moría” en las arcas de la Casa Blanca. En algunos casos, pero menores: el archirrival Barcelona. En todo caso, España en sentido general imponía siempre su realeza en el mayor deporte terráqueo.

Y aunque la liga inglesa tuvo chispazos de grandes figuras por breve plazo, siempre el dinero se las quitaba rumbo al Santiago Bernabéu; mientras el circuito galo veía aún a sus propios coterráneos brillar desde la televisión, en la que hasta la partida del extravagante luso o “CR7” se mantenía como la más fuerte del mundo.

Pero en el 2011, el océano petrolero de la peninsular Catar inundaba los franceses con la compra del PSG y casi paralelamente en el tiempo hizo igual el jeque de Abu Dhabi, Khaldoon Al Mubarak, club que ha entrado en clara puja con el galo por las mejores fichas del mundo.

El club francés que pasaría de los más miserables al más ostentoso en el tesoro terráqueo, dio en el 2017 un golpe tan fuerte en la mesa financiera que aún perdura la marca, cuando fichó a Neymar por 222 millones de euros, en momentos que el club de La Castellana lo cortejaba para dejarlo en la acera del más acérrimo rival ecuménico, Barcelona. Y la historia se repitió ahora en el mercado de fichajes concluido en agosto.

El todopoderoso club blanco, que nunca perdió una batalla en los fichajes, se quedó “como perico en la estaca” y “lengua mordida, incluida” al ver que el PSG rechazó EUR 200 millones por un Mbappé que ya en enero quedará libre (para pre-fichaje), por cuanto llegaría a España “gratis”: el dinero se deja escapar sin tapujos.

PSG y M-City, apla$tante$

Ya se habla que el PSG coquetea a “papeletazos limpios” con el noruego –del Borussia Durtmond- Erling Haalang, a quien el Real Madrid quiere también sumar con Mbappé, “sí o sí” a partir del 2022, y que igual al francés, saldrá del club libre de transferencias.

Pero muy similares demostraciones han dado los supra magnates del Manchester City, que recién se dio el lujo de reforzar su plantilla con 139 millones de euros por el súper astro Jack Grealish.

Hoy día, esos dos clubes encabezan un selectivo grupo, de colmadas arcas como Chelsea, y el no tanto Bayern Munich, copan el favoritismo para ganar todo en Europa, dejando al más ganador del deporte “como pieza de museos”.

Y son los indiscutibles más poderosos del planeta cuando se abren las carteras. El City ha invertido un global de 1,835 millones de dólares en los últimos diez años; mientras que el club de dueños cataríes sacó 800 millones, ¡sólo en fichajes! La cifra completa roza los US$ 1700 MM.