Endeudamiento seguirá en Presupuesto del 2022

0

La Dirección General de Presupuesto colgó en su página un informe de fecha 15 de julio pasado.
Autoridades fiscales plantean necesidades brutas preliminares de financiamiento entre 4.3 y 6.1 % del PIB

Para el presupuesto general del Estado del 2022, cuyas estimaciones “preliminares” ya han sido hechas por las autoridades fiscales, la dependencia del financiamiento se mantendrá alta, con niveles proyectados de entre 4.3 y 6.1 del producto interno bruto (PIB), para financiar un nivel de gastos equivalentes al 18.9 % de la producción nacional.

Partiendo de tres escenarios, el Ministerio de Hacienda (MH) y su Dirección General de Presupuesto (Digepres), han planteado necesidades brutas de financiamientos para las operaciones fiscales del 2022 por RD$243,329.4 millones o RD$341,116 millones, para financiar un presupuesto con un nivel de gastos ascendente a RD$1,063,002.3 millones, correspondiente a un 18.9 % del PIB. El gasto primario, que incluye todos los gastos excepto los del servicio de la deuda pública, alcanzaría RD$862,188.7 millones, para una ponderación del 15.3 % del PIB.

Los cálculos oficiales, todavía preliminares, asumen que “para 2022 se espera que el efecto que ha tenido el contexto pandémico en las finanzas públicas disminuya considerablemente. Sin embargo, se proyecta que parte de estas condicionantes continuarán impactando durante el año 2022”.

Pero también asume la posibilidad de cambios en el sistema tributario, con ampliaciones de bases en algunas figuras impositivas.

Las estimaciones y proyecciones son parte del documento de 58 páginas titulado “Informe de Avance Proyecciones Macroeconómicas y Fiscales 2022”, colgado en la página de la Digepres.

El nivel de gastos contempla la necesidad de mayores inversiones públicas, como mecanismo de dinamizar la economía y a los incrementos de los gastos clasificados como servicios personales.

“La formulación presupuestaria de 2022 también estará impactada por los compromisos asumidos por el Estado durante el 2021, referentes a incrementos salariales, de pensiones y nuevas contrataciones principalmente de médicos, policías y militares, y a la continuación de programas de asistencia social como “Supérate”. Además, con la finalidad de dinamizar la economía nacional se destaca el proyecto de inversión para la ampliación de la línea 2 del Metro desde la estación María Montez a Los Alcarrizos y Marginal Autopista Duarte, entre otros proyectos”, dice el documento.

Política de financiamiento

El escenario de política fiscal planteado indica que la estimación preliminar de la necesidad bruta de financiamiento para el año 2022 en un escenario que no contempla cambios en las estructuras actuales es de RD$341,116.0 millones, equivalente al 6.1 % del PIB. El monto baja a RD$243,329.4 millones en el segundo y tercer escenario, respectivamente, equivalentes a 4.3 % del PIB. Estos últimos valores representan reducciones respecto a la necesidad bruta de financiamiento presupuestada para el año anterior en 5.1 % del PIB, precisa.

Señala que esos montos están compuestos por las aplicaciones financieras (pagos por el ser vicio de la deuda), las cuales se mantienen estables en los tres escenarios en RD$93,709.7 millones, y por los requerimientos de financiación del resultado deficitario global, que pasa de RD$341,116.0 millones en el primer escenario a RD$243,329.4 millones en el segundo y tercer escenario. “Estas figuras equivalen a 6.1 % y 4.3 % del PIB, respectivamente”, puntualiza el informe.

Endeudamiento

El documento indica que la estrategia de endeudamiento contempla pilares, que son:

– La priorización de la contratación de financiamiento con organismos multilaterales en la medida en que el Congreso y las condiciones contractuales de los mismos lo permitan.
– Mantener la flexibilidad para adaptarse a la evolución de los mercados con el fin de obtener las condiciones de plazo y costo más favorables para el Estado. Es importante destacar que, dentro de las fuentes externas, y como parte de la estrategia de reducción del riesgo cambiario, se mantiene la posibilidad de emisiones en pesos dominicanos en el mercado internacional, incrementando el porcentaje del financiamiento en moneda local.
– Mantener el monitoreo de las condiciones oportunas para la ejecución de operaciones de manejos de pasivos tanto en el mercado local como en el internacional.

Política presupuestaria 2022-2025
Corto plazo

De la política presupuestaria del período 2022-2025, dice que “la estrategia fiscal del gobierno se basa en la mejora de la calidad y la eficiencia del gasto dirigida a garantizar un uso eficaz y eficiente de los recursos públicos con el objetivo de asegurar una mejor y más adecuada distribución de la riqueza que impacte positivamente en la gente”.

Adelanta que todos los escenarios prevén una reducción gradual de los déficits fiscales en el período 2022-2025, reiterando el compromiso con la eliminación gradual y sostenida del déficit fiscal en un contexto de estabilidad macroeconómica, a través de la conducción de una política fiscal fundamentada en la progresividad y la transparencia tributaria, así como en la gestión eficiente y de calidad del gasto público, conducentes a la sostenibilidad de largo plazo de las finanzas del sector público consolidado.

Política de gastos

Adicional al Plan de Gobierno y los lineamientos estratégicos del Plan Nacional Plurianual del Sector Público 2021-2024, las autoridades del Ministerio de Hacienda tomaron en cuenta para la formulación de la política de gastos, un entorno internacional mundial más favorable, pero con recuperaciones divergentes en medio de la aguda incertidumbre provocadas por los estragos de la pandemia por covid-1923. Para el próximo año “se espera que el efecto que ha tenido el contexto pandémico en las finanzas públicas disminuya considerablemente. Sin embargo, se proyecta que parte de estas condicionantes continuarán impactando durante el año 2022”.

Escenarios fiscales

Para el 2022, el documento presenta tres escenarios proyectados de interacción de ingresos, y gastos desglosados:

– El primer escenario: refleja la evolución de las finanzas públicas dadas las condiciones inerciales de la estructura tributaria y del gasto
– El segundo escenario: que se concentra en el gasto prioritario orientado a la eficiencia y a la sostenibilidad de la deuda.
– El tercer escenario: incorpora las prioridades y necesidades adicionales provenientes de la materialización de un pacto fiscal, correspondiente a un proceso de reestructuración fiscal integral, orientada a financiar el desarrollo y garantizar la sostenibilidad de largo plazo de las finanzas del sector público.

Destaca que “los últimos dos escenarios incorporan en el gasto público efectos en diferente medida de la implementación de los lineamientos de la reforma fiscal integral. En particular, el tercer escenario abarca efectos adicionales provenientes de modificaciones al sistema tributario. Entre estos figura la expansión de la base tributaria de figuras impositivas, el incremento de la participación de los impuestos directos en la recaudación total y la racionalización de las exenciones tributarias, respetando los derechos adquiridos en la legislación vigente, para maximizar su impacto económico y disminuir distorsiones. Como consecuencia, el primer escenario sitúa el resultado global en un déficit de 4.4 % del PIB y el segundo y tercer escenario en un déficit de 2.7 % del PIB.