“España se está convirtiendo en un auténtico hub de comunicaciones”

0
12 views

Joan Monrabá Colt

Colt Technology Services ha estado operando su propia red de fibra óptica en España durante 25 años. En 2018, la compañía triplicó su presencia expandiéndose a 22 nuevas provincias para potenciar los requisitos de ancho de banda en el país. Conectando estas provincias en España, un mayor número de organizaciones tuvieron acceso a la sólida red Colt IQ Network. Esta red se compone de más de 900 data centers y más de 29.000 edificios inteligentes en 32 países de todo el mundo. Hablamos con su director general, Joan Monrabá, sobre qué previsiones tiene la compañía.

Entrevista con Joan Monrabá, director general de Colt en España

Cumplen 25 años en España, ¿cómo valora la evolución de la compañía en este tiempo?

Colt ofrece servicios de conectividad de voz y datos exclusivamente al mercado empresarial, y por lo tanto hemos ido desplegando la red en España de acuerdo con la demanda de las empresas. No proveemos servicios al mercado residencial, así que nuestra red está diseñada y pensada para usos únicamente profesionales. España es una operación relevante para el Grupo, y no únicamente por el volumen de negocio en el país, sino también por albergar el Centro de Servicios Compartidos que da servicio al resto de países con operaciones de Colt.

La implantación de Colt en España en 1997, marcó el inicio de un viaje apasionante en el que las innovaciones tecnológicas en nuestra industria, se han sucedido a una velocidad de vértigo. Desde un ancho de banda de 2 Mb en 1998 con tecnología SDH para servicios “cabeza-cola”, hasta los 400 Gb on-demand con tecnologías definidas por software de hoy. O desde las 360 pesetas/minuto que costaba una llamada de España a Argentina, hasta los 0,1 € actualmente (o sin coste alguno según con qué tecnología).

¿Qué objetivos se han marcado para los próximos años?

Actualmente, en España contamos con una red de larga distancia de 2.820 Km, además 4.501 Km de fibra metropolitana; así mismo, tenemos establecidas redes de área metropolitana en Madrid, Valencia y Barcelona, y puntos de presencia en 30 provincias.

Si miramos al futuro, vemos que España se está convirtiendo en un auténtico hub de comunicaciones: nuevas landing stations de cable submarino enlazan con EE.UU., Sud-América y África, y desde aquí con centro-Europa y los mercados asiáticos. Estas infraestructuras atraen inversiones de las multinacionales de contenidos, para establecer en la Península centros de datos hiper-escalables que, naturalmente, necesitan conectividad. La red de larga distancia de Colt, a su paso por España, se está adaptando a este nuevo paisaje, con nuevas rutas que suponen una de las mayores inversiones de Colt en el país desde su establecimiento hace ahora 25 años.

Están en un mercado muy competitivo, con muchos jugadores prestando los mismos servicios, ¿que proporciona Colt que no proporcione el resto?

Efectivamente, se trata de un mercado muy maduro en el que diferenciar la propuesta de valor es relevante. En este sentido, me gustaría destacar la propia naturaleza del ADN de Colt: únicamente nos mueve prestar servicios a empresas. Por lo tanto en Colt diseñamos y desplegamos nuestra red con criterios y tecnología exclusivamente empresariales. En este sentido, la calidad del servicio no es una opción. Colt está donde están las empresas.

En cuanto a la oferta de productos y servicios, quiero destacar las arquitecturas basadas en la virtualización de funciones de red, en particular la familia de soluciones SD-WAN. El acceso directo a las nubes públicas con fibra propia de Colt, conjuntamente con la propuesta de capacidad de ancho de banda orquestable en tiempo real, es también única en el mercado. Así como la interconexión de centros de datos con capacidades ultra-altas.

Por último, quiero mencionar que en Colt no hay clientes pequeños. Nuestro tamaño es suficiente para entregar servicios de alta calidad al mercado corporativo, y a la vez nos permite que los más de 25.000 clientes que tenemos en todo el mundo sean, todos ellos, importantes.

Uno de sus objetivos es apuntalar asociaciones con distintas empresas, sobre todo proveedores de cloud, pero ya tienen acuerdos con muchos de ellos, ¿por qué?

Así es. Los proveedores de servicios de nube pública (Microsoft, Amazon, Google, IBM, Oracle, SAP, etc), las empresas de contenidos como Facebook u otros proveedores de SaaS, y los integradores de sistemas forman un ecosistema de alta generación de demanda de servicios de conectividad. En este sentido, Colt trabaja conjuntamente con todos ellos para co-diseñar y co-crear las infraestructuras de conectividad, y crecer así conjuntamente.

¿Con qué nuevas empresas tienen avanzadas conversaciones y dónde están incidiendo en esos acuerdos?

Colt está constantemente analizando oportunidades con posibles socios, tanto fabricantes de tecnología de red, como proveedores de soluciones que complementen nuestra propuesta de valor. El anuncio más reciente en este sentido, es la incorporación de una solución de CCaaS (Contact Center as a Service), mediante una alianza con el proveedor de la solución Nice inContact y el integrador ATOS. Se trata de una oferta de soporte omnicanal para empresas, que combina la propuesta de telefonía habilitada para la nube de Colt con el alcance de su red global, con las mejores prestaciones del mercado en el ámbito de servicio al cliente.

La pandemia ha acelerado los proyectos de transformación digital, ¿qué les están pidiendo los clientes?

El mundo ha entrado en el mayor experimento de teletrabajo de toda la historia. Y lo ha hecho de forma abrupta e inesperada. Ahora, las empresas han aprendido a gestionar sus negocios mediante nuevas formas de trabajo colaborativo en la distancia. Y algunas han descubierto que lo pueden hacer de forma eficiente.

Todas las tendencias subyacentes relacionadas con la digitalización, se han acelerado a una velocidad increíble: nuevas formas de trabajo híbridas, la deslocalización de la capacidad de computación, y nuevos riesgos en ciberseguridad, marcan la agenda. El impacto en la industria de las telecomunicaciones se ve sobre todo en una más rápida adopción de soluciones en la nube, que comporta nuevos requerimientos de conectividad; la ampliación del perímetro del puesto de trabajo, con nuevos desafíos en los ámbitos de ciberseguridad de la empresa, que requieren por parte de los operadores mayores controles en la red; y la provisión de redes con capacidad adaptativa de forma flexible, como las soluciones SD-WAN y bajo demanda de Colt.