Esto es lo que cuesta hacer una moneda de 1 euro: el precio te sorprenderá

0

Estamos más que acostumbrados a las monedas de un euro, casi cualquier persona lleva alguna en el bolsillo o en la cartera, es la moneda que más se mueve, pero, ¿sabes cuánto cuesta hacerla?. Hoy te contamos una curiosidad muy interesante acerca del dinero europeo, el hecho de cuánto cuesta hacer las monedas de un euro.

Todos sabemos que una moneda de un euro vale eso, un euro, pero ¿alguna vez te has planteado cuál es su coste de fabricación?. El valor que se le da a una moneda es una cosa, y lo que cuesta fabricarla, otra, y en este último caso el coste suele ser diferente en cada país.

¿Cuánto cuesta hacer una moneda de un euro?

La Unión Europea determina que fabricar una moneda de un euro tiene un coste de unos 4,5 céntimos, un precio que varía en función del país en el que se fabrica pero que deja este promedio. En el caso de las monedas de dos euros, el coste de fabricación aumenta hasta los 5,2 céntimos.

No hay problema con la diferencia entre el valor y el coste ya que es muy amplia, no como en el caso de las monedas de un céntimo, que tienen un coste de fabricación de 1,5 céntimos, lo que hace que cueste más dinero fabricarla que el valor que tiene después en el mercado. En el caso de las de dos céntimos, su coste-valor es prácticamente el mismo.

Desde que el euro se puso en circulación, algo que sucedió en España y otros países en el año 2002, Bruselas estima que se han perdido unos 1.400 millones de euros en la fabricación de monedas de 1 y 2 céntimos. Estos datos hacen que la Unión Europea se plantee desde hace tiempo eliminar ambas monedas, pero no hay aún una decisión al respecto. De hecho, en países como Finlandia, Países Bajos y Bélgica estas dos monedas ya no se fabrican, además de por la pérdida económica porque apenas se utilizan.

El euro es la moneda oficial en 19 países pertenecientes a la Unión Europea: Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y Portugal.

También es la moneda utilizada en algunos países y territorios que no forman parte de la Unión Europea: Andorra, Mónaco, San Marino, Kosovo, Montenegro y Ciudad del Vaticano.

Todos los billetes y monedas de euro se pueden utilizar en esos países, sin importar en cuál de ellos fueron emitidos.