Frutas que ayudan a combatir el calor

0

Estamos en verano y las altas temperaturas atacan, provocando deshidratación, y en estos casos es recomendable consumir mucho líquido para estar hidratados y no sufrir un golpe de calor, especialmente los niños y los adultos mayores.

A continuación una serie de frutas, que además de mantener la defensa alta por la gran cantidad de vitaminas que contienen, sirven para realizar jugos o batidas que ayudarán a combatir el calor y mantener el cuerpo bien hidratado.
El melón, también llamado Cucumis Melo, es muy rico en agua, hidratos de carbono y en algunos minerales y vitaminas, ideal para batidos por su gran contenido de agua por lo tanto ayuda a calmar la sed, es diurético, depurativo y ligeramente laxante, por eso lo recomiendan en caso de estreñimiento.

La sandía es otra de las frutas que contiene mucha agua y además es baja en calorías, aproximadamente unas 45 por cada taza, lo que es recomendable para esas personas que llevan una dieta para bajar de peso, porque el azúcar contenido es mucho menor que en otras frutas.

Los tomates son ricos en licopeno y vitaminas A y C. Son muy eficaces a la hora de disipar el calor estival, estimulando la producción de sudor y mitigando la sed. Y en verano, tomarlo en forma de gazpacho (sopa fría con varios ingredientes) es una auténtica delicia nutricional.

La piña por su alto contenido en potasio es un diurético natural. Además elimina las toxinas del organismo por tener 80% de su composición de agua, es considerada una fruta baja en calorías y alta en fibras. Ideal para comer sola o en batidos.

La fresa es una fruta baja en calorías y está compuesta en un 91% de agua. Una receta fácil y que nunca puede faltar en la casa es mezclar las fresas junto con la guayaba y ponerla a reposar en un litro de agua en la nevera. Una receta fácil y muy refrescante.

Manzana: Un 85% de su composición es agua, por lo tanto es un fruto muy refrescante e hidratante.
Es rica en fibra soluble, mejora el tránsito intestinal y ayuda a la digestión.

De acuerdo a un estudio efectuado por médicos de la Universidad de Florida, en Estados Unidos, el consumo de una manzana diaria contribuye a disminuir el colesterol malo (LDL), a incrementar el colesterol bueno (HDL) y facilita la pérdida de kilos extras.