Gobierno inicia proyecto de 7,544 viviendas

0

El presidente Luis Abinader dio ayer el primer palazo para los inicios de construcción en Hato Nuevo, Santo Domingo Oeste.

El presidente Luis Abinader, junto al director del Instituto Nacional de la Vivienda (Invi), Carlos Bonilla, dio ayer el primer palazo para dar inicio a la construcción del “Plan Mi Vivienda”, que beneficiará con apartamentos a bajo costo a 7,544 familias, en una primera etapa.

El plan, además de beneficiar a un aproximado de 25 mil personas que tendrán un techo propio digno y con su título, impulsará también la economía desde el sector construcción, con la generación de 55 mil empleos directos e indirectos.

La iniciativa consta de un programa de construcción de apartamentos con una inversión de 15 mil 800 millones de pesos que, en su primera fase, inicia con cinco proyectos, a desarrollarse en Hato Nuevo, en Santo Domingo Oeste; San Luis, en Santo Domingo Este; Ciudad Modelo, en Santo Domingo Norte y Los Salados y La Barranquita en Santiago, para un total de 7,544 unidades.

Esta iniciativa, impulsada por el presidente Luis Abinader y el Invi, permitirá a familias de diferentes estratos socioeconómicos poder adquirir su primera vivienda con apoyo del Estado, mediante subsidios, accediendo a proyectos habitacionales con buena ubicación y equipamiento, así como áreas verdes y accesos a los principales servicios necesarios para el desarrollo humano.

El “Plan Mi Vivienda”, va dirigido a familias dominicanas, con titulares mayores de edad y que no tengan viviendas propias.

Una casa digna y propia

Al pronunciar las palabras centrales del acto, el presidente Luis Abinader pronunció que con esta puesta en marcha lo que se quiere lograr es que los dominicanos puedan, de una vez por todas, tener la casa con la que han soñado por años, ser dueños de su vivienda propia.

“A la vez que creamos empleo y ponemos los cimientos para la dinamización del sector de la construcción, que necesita un empuje para su reactivación definitiva”, dijo.

“Apartamentos de 2 y 3 habitaciones para familias que cuentan con un modesto ingreso mensual o para aquellas otras familias, cuyo sustento proviene del trabajo que realizan en la economía informal, a las que no podemos dejar atrás, y menos en momentos tan difíciles como el actual”, agregó.

El jefe de Estado sostuvo que el país que heredó este Gobierno adolece de serios problemas estructurales, los cuales, según dijo, desde el mismo momento en que asumió la Presidencia se comprometió a subsanar.

“Y ese compromiso que he sellado con el pueblo dominicano incluye, por supuesto, la atención inmediata de mi gobierno para dar una solución definitiva al problema histórico de la vivienda en nuestro país”, garantizó.

Abinader señaló que entre otras cosas, la propia Constitución de la República Dominicana en su artículo 59 consagra el acceso a una vivienda digna como uno de los derechos sociales y económicos fundamentales con los que cuentan todos los dominicanos.

El director general del Invi, manifestó que este plan es la forma de cambiar a la República Dominicana, la visión y motivación de cumplirle el sueño a miles de dominicanos de tener un techo digno para prosperar y progresar. “Este proyecto solo es posible gracias a la prioridad que le ha dado nuestro primer mandatario a la seguridad habitacional de nuestra gente y a un equipo de ingenieros y profesionales comprometidos con lograr progreso y bienestar, su empeño los llena de orgullo” indicó.

Las facilidades con tasa fija de 8% por seis años

Para el programa, el Banco de Reservas financiará con una tasa fija de un 8% durante seis años. El anuncio lo hizo en la actividad el administrador general de la institución financiera, Samuel Pereyra, quien explicó que los créditos a bajo costo serán aprobados tanto para los adquirientes, como para los desarrolladores y promotores del proyecto que califiquen. Añadió que además del crédito con una tasa cómoda y flexible, los adquirientes “también se beneficiarán de un importante subsidio de un 50% del costo total de las primas por concepto de seguros de vivienda y de vida”. “Hoy se cumple un propósito eminentemente social y humano, porque se ponen a disposición de la ciudadanía viviendas a precios asequibles, con lo cual se cumple un justo anhelo de las familias dominicanas que más las necesitan”, subrayó Pereyra. El programa está respaldado por un “Fideicomiso de Garantía para Viviendas de Bajo Costo”, que busca desarrollar un sistema de instituciones públicas y privadas para la generación de soluciones de viviendas, tomando como referencia lo establecido en ese sentido en los artículos 129 y siguientes de la Ley 189-11 sobre el Desarrollo del Mercado Hipotecario y de Fideicomiso.