Historia de Espartaco, el esclavo que hizo temblar a Roma

0

Espartaco fue uno de los personajes más conocidos de la Antigua Roma. Nació en el año 113 a.C en Tracia, y pasó a la historia por dirigir la Gladiadores, en la que los esclavos se rebelaron contra el poder. Tuvo lugar entre los años 73 y 81 a.C. Después de desertar de las tropas auxiliares de Roma fue condenado a ser un esclavo. Pasó años trabajando en las canteras de yeso, donde su increíble fuerza física llamó la atención de un mercader de esclavos. Decidió comprarlo para que entrar en la escuela de gladiadores de Capua.

Existen versiones muy distintas acerca de la historia de Espartaco, aunque sí se sabe que planeó su huída de la escuela de gladiadores junto a otros 70 compañeros. Lo consiguieron, y se refugiaron en el monte Vesuvio, donde sobrevivieron robando en localidades cercanas. Poco a poco comenzó a ganar fama, y otros esclavos que conseguían escapar de sus amos acudían hasta su refugio.

La gran rebelión de Espartaco

Ante la fama que estaba tomando Espartaco, Roma decidió enviar a un pequeño ejército para acabar con él y todos sus compañeros. Sin embargo, los soldados terminaron masacrados y, los esclavos se hicieron con sus armas. Tras este acontecimiento, Roma envió otra guarnición, aunque esta vez de 3.000 hombres liderados por Cayo Claudio Glabro. Sin embargo, no fue suficiente. Acamparon a los pies del Monte Vesubio, y Espartaco y sus hombres se descolgaron sobre el campamento con lianas, atacando a los soldados por sorpresa. Centenares de hombres murieron, y el resto huyeron del lugar.

A medida que pasaba el tiempo la rebelión se iba haciendo más grande, y el temor de Roma era cada vez mayor. Después de ganar varias victorias, Espartaco y sus hombres fueron acorralados en Apulia por 80.000 soldados enviados por Roma, entre ellos el general Pompeyo. Antes de la batalla, Espartaco sacrificó a su caballo, diciendo lo siguiente: “La victoria me dará bastantes caballos de entre los enemigos, y si soy derrotado, ya no lo necesitaré”.

Fue una de las batallas más sangrientas de la historia, en la que murieron 60.000 esclavos y 1.000 hombres el ejército romano. Se cree que Espartaco cayó derrotado, aunque su cadáver nunca se encontró.

Merece la pena ver la película ‘Espartaco’ para conocer más sobre su vida. Es una cinta estadounidense dirigida por Stanley Kubrick en el año 1960 y que ganó cuatro Premios Oscar.