La ciencia, el amor y hábitos de vida saludables aliados contra el cáncer de mama

0

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-La celebración del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, este 19 de octubre, surge del choque entre la proliferación de los casos de la enfermedad y el natural temor a la muerte y los avances científicos, unidos al apego a la existencia, así como a la necesidad de hábitos de vida más saludables.

El número creciente de víctimas de cáncer de seno ha sido la fuerza motriz que ha impulsado a la ciencia a buscar respuestas eficientes a ese mal y obligado a regímenes de dietas y ejercicios que reduzcan el riesgo de enfermedades.

El amor a sí mismo y hacia sus familiares y allegados es otro de los factores considerados de importancia por los especialistas en la lucha contra el cáncer.

A nivel mundial, se estima que cada año se detectan 1.38 millones de casos y se producen unos 458,000 decesos por esta causa, siendo el cáncer de mayor incidencia entre las damas, ya que el total de hombres afectados representa menos del 1 %, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En México es la principal causa de muerte por cáncer entre féminas, y en Estados Unidos, la segunda más frecuente, conforme a datos publicados en 2017 por Cancer.Net.

Sin embargo, esta tumoración maligna que se presenta en la glándula mamaria, puede ser prevenida y superada una vez se realiza el diagnóstico precoz, gracias a los numerosos avances científicos que se han producido en los últimos años.

En vista de la importancia que ha cobrado en todo el mundo, cada 19 de octubre se celebra el Día Mundial de la lucha contra el Cáncer de Mama, como una forma de sensibilizar a la población de los cinco continentes, especialmente a las mujeres, sobre la necesidad del cuidado de la salud.

En República Dominicana varias entidades públicas y privadas aprovechan esta fecha para unirse a la campaña nacional “Defiéndete sin temor del cáncer de mama”, que desarrolla cada año, durante todo el mes de octubre, el Despacho de la Primera Dama, para crear conciencia sobre esta enfermedad y ayudar a “salvar vidas”.

Infografía. (Fuente END)

El Despacho de la Primera Dama, a través de su programa Mujeres Saludables, que dirige el doctor Nelson Figueroa Espaillat, desde el 2013 ha atendido gratis alrededor de 100 mil mujeres.

Al respecto la primera dama, Cándida Montilla de Medina, dijo a la prensa, hace unas semanas, que en este país casi seis mil mujeres son diagnosticadas cada año con este tipo de cáncer.

Diagnóstico que no deja de preocupar tras darse a conocer las quinquenales de Globocan, una dependencia de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer de la OMS, que vaticina que hasta el 2035 la mortalidad por cáncer de mama en mujeres dominicanas no dejará de crecer.

¿Qué recomienda la especialista?

La oncóloga Anny Santana explicó, a El Nuevo Diario, que las formas más efectivas de detectar a tiempo el cáncer de mama son a través de la mamografía, resonancia magnética nuclear (RMN) del seno, ultrasonido del seno y las revisiones periódicas, debido a que estas técnicas cambian el pronóstico de la enfermedad.

Oncóloga Anny Santana

“Se ha demostrado que la mamografía disminuye el número de muertes por cáncer de seno cuando se la utiliza para la detección temprana, ya que la toma de imágenes mejora la capacidad del médico para detectar pequeños tumores”, señaló la doctora.

Indicó que cuando éstos son diminutos, el paciente tiene más opciones de tratamiento.

La especialista dijo que pese a las variadas recomendaciones, los organismos reguladores más importantes están de acuerdo en que comenzar la mamografía de detección temprana anual a los 40 años de edad, salva vidas.

Mamografía o mastografía consiste en una exploración diagnóstica de imagen por rayos X de la glándula mamaria.

No obstante, entiende que algunas mujeres con alto riesgo de cáncer de seno podrían iniciar detección temprana con una RMN a los 25 años de edad.

“Es importante recordar que la mayoría de los cánceres de seno ocurren en mujeres sin factores de riesgo”, advirtió Santana.

Exhortó a las mujeres a no temerle al cáncer, a realizarse chequeos periódicos y a adquirir un estilo de vida saludable (dietas, ejercicios, técnica de relajación…). Y saber que el cáncer no es una sentencia de muerte.

“El cáncer es un gran maestro que educa para vivir de una manera diferente; no como nos gustaría sino cómo podemos vivir mejor. La oportunidad está en aceptar y transformar”, manifestó.

Destacó que a pesar de que una parte de sus pacientes llegan en negación, “la mejor forma de enfrentar el cáncer es capitalizar esas emociones y mirarnos diferentes”. “En lugar de que el miedo nos paralice, nos invita a empezar a cuidarnos”, precisó.

Testimonios de vida

Cuando se padece cáncer de mama, la familia y allegados se convierten en el sostén para quienes padecen esta terrible enfermedad, según coinciden varias sobrevivientes.

Concuerdan en que esta enfermedad que han logrado superar por su fe en Dios y a quienes les animaron a seguir adelante, marcó sus vidas y las de quienes le acompañaron en el “agridulce” camino.

María Payano narra a El Nuevo Diario que cuando estuvo enferma de cáncer de mama, hace 8 años, su mayor inspiración para vencer el cáncer fue el amor a su familia, sus hijos y la llegada de su primera nieta.

María Payano, sobreviviente de cáncer de mama. Foto tomada hace 8 años.

“Su amor me levantó de la muerte misma y saqué mis fuerzas. Me burlé del cáncer, lo mandé al ´carajo´. Con amor y resistencia gané la batalla. Nada es fácil, pero cuando tu vida está en juego tienes que jugar para ganar”, manifiesta con orgullo.

Agregó que sobrevivir a esta enfermedad es una muestra de que hay esperanza de vida y que te hace revalorar muchas acciones, ya que te vuelve más humilde.

“Mi consejo para aquellas mujeres que en estos momentos padecen cáncer, es que no te rindas. Saca lo mejor de ti. El cáncer no puede llegarte a la mente ni el corazón. Lucha, no te dejes. Pelea con todo tu corazón”, exhorta Payano, quien asegura que ahora es una persona más fuerte.

“Soy sobreviviente de la vida misma, ya nada me asusta. El cáncer sacó lo mejor de mi corazón”, subrayó, esperanzada de que su testimonio sirva de sostén para todas las mujeres que padecen o tiene temor al cáncer de mama.

Comentar con su cuenta de Facebook