La hamburguesa más cara del mundo: dónde encontrarla y qué lleva

0

Cuando hablamos de la hamburguesa, es una de esas opciones gastronómicas conocidas en todo el mundo, una que ha sido popularizada por las cadenas norteamericanas que todos hemos visitado en algún momento, y que viene de experimentar un boom en los últimos años, atendiendo a las nuevas alternativas y variantes que ofrece el mercado. Pero, ¿cuál es la hamburguesa más cara del mundo?

Lo cierto es que con esta diversificación de la hamburguesa, que ha pasado de ser apenas una comida rápida, para salir del apuro, a un a preparación gourmet muy celebrada incluso en eventos de alta cocina, es que se dio lugar a algo así como una cultura en torno al plato.

Y hacemos esta introducción porque, recientemente, ha habido un cambio en los registros del famoso Libro Guinness de los Récords, en lo que a este tipo de alimento más caro del mundo se refiere, logrando ese primer puesto The Golden Boy, como fue bautizada por él mismo la creación del chef Robbert Jan De Veen, un holandés propietario del restaurante De Daltons, en Voorthuizen.

Lo primero que llama la atención de esta hamburguesa es, como no podía ser de otra manera, su coste, de unos 5.000 dólares, lo que la transforma en la más inaccesible a nivel internacional, superando a otras que llegan a ese valor pero sumando la bebida. Así es la hamburguesa más cara del mundo.

En el caso de The Golden Boy, la mente detrás de este invento asegura que le llevó unos cinco meses estar conforme con la obra, a la que ha dotado de carne 100% wagyu, un pan que lleva champán Dom Pérignon entre sus ingredientes, y el toque especial de otros opcionales.

Entre los últimos, vale la pena destacar algunos que valdrían la pena por sí mismos, como por ejemplo el caviar beluga, el cangrejo real de Alaska o el jamón ibérico español.

Podríamos afirmar, entonces, que se trata de una receta multiétnica, que toma lo mejor de muchas culturas alrededor del mundo, y que da como resultado un manjar de 800 gramos, siempre que contemos el pan, cubierto de oro y con nueve horas de elaboración, ahumado en whisky.

Uno podría suponer, en este punto, que degustar la The Golden Boy no debería ser demasiado complicado. Y sin embargo lo es. Se debe reservar un asiento con dos semanas de antelación, abonando un adelanto de cerca de 800 dólares, que se descontará luego del gasto final.

Y tú, ¿hasta cuánto estarías dispuesto a pagar por una hamburguesa?