La policía alerta sobre una nueva estafa a través de SMS

0

La tecnología avanza cada vez más. Esto es utilizado por los hackers y ciberdelincuentes para confeccionar nuevas estafas que circulan por la red y por nuestros teléfonos móviles. Cada semana, los miembros de la Policía Nacional, a través de sus comunicados y sus perfiles oficiales en redes sociales informan de alguna nueva estafa que circula a través de Internet o de SMS.

La última que ha detectado la policía ha sido una relacionada con la compañía Línea Directa. Se trata de una nueva modalidad de estafas que los agentes llaman smishing y que intenta obtener los datos del usuario para conseguir datos como las cuentas bancarias, o las claves de seguridad y tener así rendimientos económicos. 

En esta nueva estafa detectada por la Policía Nacional, los ciberdelincuentes mandan un SMS al móvil y en el mensaje nos informan sobre la compañía Línea Directa y algunas de sus ventajas. Obviamente aparece un enlace donde el usuario pincha y descargar una supuesta documentación.

Esta documentación es la clave para que los hackers obtengan la información que desean. Una vez que pinchamos en ese enlace, las víctimas tendrán que descargar un programa alternativo para leer dicha documentación por lo que se descargará un troyano que se apoderará de nuestros datos personales, tan valiosos para los ciberdelincuentes. 

El smishing

La policía ya cuenta con este tipo de estafa como una de las más recurrentes para los delincuentes virtuales. Se trata de una estafa que intenta sacar rendimiento económico a través de conseguir datos personales o a través de llamadas a números de tarificación especial que luego hacen que la factura del teléfono sea muy alta.

Desde hace meses se llevan registrando estafas con este procedimiento de smishing. A los usuarios les llega un SMS en nombre de una empresa conocida, sin ellos haber solicitado nada, y les invitan a descargar una documentación a través de un enlace. Ese enlace nos lleva a descargar una aplicación maliciosa, o nos lleva a llamar a un teléfono especial que tendrá una tarificación especial.

La Policía Nacional advierte que, de recibir un mensaje de este tipo, lo mejor es no caer en ellos si jamás hemos solicitado información de la empresa por la que se hacen pasar los delicuentes.