La razón por la que crees que nunca tienes tiempo para hacer nada

0

Se compra tiempo. Pues parece ser el bien más ansiado actualmente, ya que la gran parte de personas parece que no acaba de hacer las cosas que se propone a diario. Es un fenómeno bastante actual, por lo que debes saber la razón por la que crees que nunca tienes tiempo para hacer nada.

Es una sensación bien actual, que hace que, aunque nos esforcemos por planificar y llevar las tareas adelante, nos da la sensación de que no tenemos tiempo y no lo hemos conseguido.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

¿Por qué nunca tienes tiempo para hacer nada?

O al menos es tu sensación, por lo que hay variedad de factores que tienen que ver con ello y te narramos cuáles son.

No definimos prioridades

Aunque planifiquemos, si no lo hacemos correctamente, entonces nos sirve de poco. Lo importante es aprender a discernir aquello prioritario de lo que no lo es. Para gestionar el tiempo con aquello realmente importante que es lo que debes siempre hacer primero. Y ya quedará tiempo para el resto.

No personalizamos la planificación

Existe la llamada ley de Swoboda que fue establecida por el psicólogo Hermann Swoboda. Se basa en que cada persona está sometida a múltiples ritmos biológicos que deben ser tenidos en cuenta en la programación de actividades.

Pues cada uno nos conocemos y sabemos cuándo vamos a rendir mejor, si es a primera hora de la mañana o bien por la tarde-noche.

Te aburres con determinadas tareas

Esta percepción de que se nos escapa la vida suele pasar porque en determinadas tareas nos aburrimos. Y nos da la sensación de que ha pasado mucho tiempo y no hemos avanzado. Si estamos tantas horas para hacer una tarea que encima no nos motiva, entonces es que hay algo que no cuadra, eso sí es perder el tiempo.

Los enemigos del tiempo

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

Hay muchas personas que se quejan de todo ello pero  no hacen nada por resolverlo. Es más, lo pierden tontamente con los enemigos del tiempo. Esto es responder a llamadas que no interesan en ese momento y en medio de una tarea importante, o entrar en redes sociales para ver lo bien que lo pasan los demás. Hay que dedicar primero tiempo para hacer aquello que es más importante y así luego dar paso a otras cosas, posteriormente, como es el ocio o las conversaciones con nuestros amigos.

 

Comentar con su cuenta de Facebook