La reclasificación enreda la ruta al Comité de Salario

0

La resolución vigente, con la que se dispuso el alza de 14 % en 2019, vence en julio y las partes están llamadas a verse las caras.

La exigencia de los empresarios, de condicionar la discusión del alza salarial en 2021, a que antes se analice la reclasificación de las empresas, apunta a convertirse nueva vez en una piedra en el camino hacia el Comité Nacional de Salario (CNS).

La resolución vigente, con la que se aumentó 14 % al salario mínimo del sector privado no sectorizado en 2019, vence el 9 de julio del presente año. Desde ya, las declaraciones emitidas desde los ámbitos sindical y patronal dan señales de que habrá un intenso “pulseo”, antes de lograr consenso sobre el monto que se elevará a la clase trabajadora.

El lunes, los industriales de Herrera dijeron en rueda de prensa que apoyan un aumento, siempre que se reclasifiquen las empresas, porque según ellos, “si se procede con los pedidos del Gobierno, sin primero ejecutar la ley de reclasificación, muchos pequeños y medianos empresarios se verán afectados, al carecer de capacidad financiera para un reajuste”.

Mientras, el presidente de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), Rafael -Pepe- Abreu, dijo ayer que “ese y otros argumentos de la parte patronal son demasiado pelegrinos, porque ese sector sabe que en la resolución vigente, por presión que ellos hicieron, incluso, retirándose del CNS, se incluyó un párrafo en el que se estableció que a los 60 días de estar vigente la tarifa, se haría una revisión del tema de la reclasificación, cosa que en dos años no se realizó. “Hasta hoy el empresariado nunca se preocupó por abordar esa discusión”, apuntó Abreu a elCaribe.

Y agregó: “Por eso es que uno ve siempre esas excusas como una especie de artilugio y mañosería, dirigidos a provocar retardo en la discusión y a desviar la atención de la opinión pública, tratando de dejar como evidencia que el tema no es de ellos (de los patronos), en su actitud de negativa frente al tema del salario”.

El sector sindical entregará una propuesta formal en junio (un mes antes de que se cumpla la fecha para abrir las discusiones) en el CNS, tratando de anticiparse un poco a lo que podría venir.

“Tenemos ahora el tema lamentable de que los precios se han disparado de una manera alarmante. Y eso abarca no solo los bienes alimenticios, sino además otros que impactan en los hogares”, indicó Abreu. Y en efecto, el costo de la canasta familiar se incrementó los últimos seis meses en RD$525.49 para las familias de menores ingresos y en RD$2,033.02 para las de mayores ingresos.

La canasta nacional, que es la media de las cinco canastas que existen, conformadas según la capacidad de compra de las familias, se incrementó en el mismo período en RD$1,173.09.

Una revisión a las cifras del Índice de Precios al Consumidor elaboradas por el Banco Central refleja el comportamiento diferenciado de los costos de las canastas básicas. La clasificación se hace por quintiles, y en el primero se agrupan las familias de menores ingresos y en la quinta los de mayor poder de compra.
Los grupos intermedios van subiendo en la medida que las familias ocupen posiciones de más poder adquisitivo.

El primer grupo o quintil refleja un aumento absoluto de RD$525.49, en el último semestre interanual, al ubicarse el costo de la canasta en RD$22,317.46 al finalizar el mes de abril, frente a RD$21,791.97 con que concluyó noviembre, para un incremento relativo de 2.41 %. El alza de los primeros cuatro meses del 2021 fue de RD$296.67 (1.36 %). En el segundo quintil, grupo en el que se sitúan los segundos hogares con menos capacidad de compra, la canasta que le corresponde subió entre noviembre y abril pasados RD$858.98.

Según el tamaño de las empresas el salario varía

En la escala vigente desde 2019, cuando se produjo la más reciente revisión, el salario más alto, dentro de las escalas mínimas en el sector privado, es de RD$17,610, en el caso de los empleados que laboran en las grandes empresas. El de empleados de medianas empresas es de RD$12,107 y el de pequeñas empresas es RD$10,728. Los trabajadores de campo (“echa días”) ganan RD$400 diarios por jornada de 10 horas diarias, “salario mínimo que aumenta o disminuye proporcionalmente, cuando la jornada de trabajo comprende un período mayor o menor de esas diez horas diarias. Y los guardianes privados ganan RD$15,000.

Hace casi dos años, al final de las discusiones, en la sede del Ministerio de Trabajo, la Confederación Patronal Dominicana (Copardom) a través de su presidente Juan Alfredo de la Cruz ,había advertido que “la reclasificación es sine qua non o fundamental para poder reajustar conforme al tamaño de las empresas o categorías de ellas”. Mientras, los sindicalistas habían pedido que en ese particular intervengan otras instituciones como la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) y la Tesorería Nacional, en una mesa formada para esos fines con equipos técnicos. Eso no ocurrió.