Las batallas más importantes y sangrientas de la Segunda Guerra Mundial

0

La Segunda Guerra Mundial fue el conflicto más grande y costoso, además de ser la guerra más mortífera en toda la historia que adquirió una dimensión verdaderamente colosal. Un conflicto que duró seis años por lo que durante este periodo se produjeron infinidad de batallas que implicaron a todos los bandos y ejércitos participantes. Os explicamos ahora, cuáles fueron las batallas más importantes y sangrientas de la Segunda Guerra Mundial

Las batallas más importantes y sangrientas de la Segunda Guerra Mundial

Basta pensar que más de 50 millones (una cifra que ascendió a más de 62 millones de personas si se suman civiles) fueron las muertes provocadas por el conflicto de la Segunda Guerra Mundial, el que se desarrollaron grandes batallas localizadas en gran parte de Europa.

Estas son según los historiadores, y las cifras de la época las más importantes y sangrientas.

La batalla de Francia

Víctimas: 469.000
La Batalla de Francia, también conocida como la Caída de Francia, fue la invasión alemana de Francia y los Países Bajos durante la Segunda Guerra Mundial. En seis semanas a partir del 10 de mayo de 1940, las fuerzas alemanas derrotaron a las fuerzas aliadas mediante operaciones móviles y conquistaron Francia, Bélgica, Luxemburgo y los Países Bajos, poniendo fin a las operaciones terrestres en el frente occidental hasta el 6 de junio de 1944. Italia entró en la guerra el 10 de junio de 1940 e intentó una invasión de Francia.

La batalla de Narva

Víctimas: 550.000
La batalla de Narva fue una campaña militar entre el Destacamento del Ejército Alemán «Narwa» y el Frente soviético de Leningrado luchando por la posesión del Istmo de Narva de importancia estratégica del 2 de febrero al 10 de agosto de 1944 durante la Segunda Guerra Mundial.

La batalla de Moscú

Víctimas: 1.000.000
La Batalla de Moscú es el nombre dado por los historiadores soviéticos a dos períodos de combates estratégicamente significativos en un sector de 600 km (370 millas) del Frente Oriental durante la Segunda Guerra Mundial. Tuvo lugar entre octubre de 1941 y enero de 1942. El esfuerzo defensivo soviético frustró el ataque de Hitler a Moscú, capital de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y la mayor ciudad soviética. Moscú fue uno de los principales objetivos militares y políticos de las fuerzas del Eje en su invasión de la Unión Soviética.

La batalla de Berlín

Victimas: 1.300.000
La batalla de Berlín, designada Operación Ofensiva Estratégica de Berlín por la Unión Soviética, fue la última gran ofensiva del frente europeo de la Segunda Guerra Mundial. Después de la ofensiva de Vistulader de enero a febrero de 1945, el Ejército Rojo se había detenido temporalmente en una línea a 60 km (37 millas) al este de Berlín. El 9 de marzo, Alemania estableció su plan de defensa para la ciudad con la Operación Clausewitz. Los primeros preparativos defensivos en las afueras de Berlín se realizaron el 20 de marzo, bajo el mando del recién nombrado comandante del Grupo de Ejércitos Vístula, el general Gotthard Heinrici.

La batalla de Stalingrado

Víctimas: 1.800.000
Marcada por feroces combates cuerpo a cuerpo y asaltos directos a civiles mediante ataques aéreos, a menudo se considera una de las batallas más grandes (casi 2,2 millones de personas) y más sangrientas (1,7 a 2 millones de heridos, muertos o capturados) en la historia de la guerra. Fue una derrota extremadamente costosa para las fuerzas alemanas, y el Alto Mando del Ejército tuvo que retirar vastas fuerzas militares de Occidente para reemplazar sus pérdidas.