Las curiosidades de Alfred Nobel que desconocías

0

Bernhard Nobel, más conocido como Alfred Nobel, fue un ingeniero, escritor, químico e inventor sueco. Ha pasado a la historia por crear los Premios Nobel, que llevan su nombre, y por inventarla dinamita. Durante su vida registró un total de 355 patentes: seda sintética, freno automático…

Curiosidades de Alfred Nobel

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

Nacido el 21 de octubre de 1833 en Estocolmo, desde muy joven destacó en los negocios y la química. En 1857 registró la primera patente po un medidor de gas, y empezó a estudiar en profundidad todo lo relacionado con los explosivos.

A los 17 años ya hablaba varios idiomas como el alemán, el ruso, el inglés y el francés. Estudió en San Petesburgo, París y Estados Unidos.

Cuando tenía 30 años, abrió una fábrica de nitroglicerina en Estocolmo. En 1864, tras una terrible explosión en la que murió su hermano, se dio cuenta del efecto de combinar la nitroglicerina y la tierra de diatomeas. Solo tres años más trade, en 1867, creó la dinamita.

También inventó la gelignita, un producto que es mucho más estable que la dinamita. Más adelante creó la balistita, el primer tipo de pólvora sin humo.

Murió a consecuencia de una hemorragia cerebral el 10 de diciembre de 1896.

Premios Nobel

Alfred Nobel no tuvo hijos, así que en su testamento pidió que con su dinero se creara un premio de varias categorías. Se calcula que su fortuna ascendía a 33 millones de coronas suecas, unos 3,2 millones de euros.

Fue así como nacieron los Premios Nobel en el año 1901, que reconocen las investigaciones en Literatura, Paz, Economía, Medicina y Química.

El inventor sueco temía que su invención de la dinamita destruyera el mundo. Por esta razón, influenciado por la condesa Bertha von Suttner, decidió añadir la Paz como una de las categorías de los Premios Nobel.

Además de los galardones, el elemento químico Nobelio, un cráter y un asteroide fueron nombrados en su honor.

Frases célebres

“Si tuviera mil ideas y sólo una resultase ser buena, estaría satisfecho”.

“Tengo la intención de dotar después de mi muerte un gran fondo para la promoción de la idea de la paz, pero soy escéptico en cuanto a sus resultados”.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

“Construimos sobre la arena, y cuanto más viejos nos hacemos, más inestable se convierte esta base”.

“Yo no dejaría nada a un hombre de acción, pues se vería tentado a dejar de trabajar, por otro lado, me gustaría ayudar a los soñadores ya que les resulta difícil conseguirlo en la vida”.

Comentar con su cuenta de Facebook