A veces, la ciencia va demasiado lejos para explorar áreas que nadie más ha investigado todavía. En ocasiones, puede que se llegue a grandes avances pero en otras, el efecto es el contrario. Conozcamos a continuación los 5 experimentos más terroríficos jamás realizados.

Los 5 experimentos más terroríficos jamás realizados

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

Puede que no sean muy populares pero tal vez, apenas se habla de ellos porque resultan experimentos realmente terroríficos que te van a sorprender y que incluso, te van a dejar temblando. Son estos:

Cultivarse un parásito en un pie

La pulga de arena ( Tunga penetrans) es la última criatura con la que nos gustaría tratar en el verano. El insecto entomófago (podéis verlo en la imagen de arriba) penetra en la piel del huésped, mamíferos de sangre caliente, incluidos los humanos, donde anida, deposita excrementos, se reproduce, pone huevos y luego muere, después de 4-6 semanas. En África, India y Sudamérica este parásito crea grandes problemas, pero sus mecanismos de reproducción no se conocieron hasta que también fue atacada Marlene Thielecke, investigadora de medicina tropical alemana que trabaja en Madagascar. La mujer decidió valientemente dejar que el parásito permaneciera en su pie durante 6 semanas, para observar su ciclo de vida. Y descubrió que las pulgas macho fertilizan a la hembra después de que ella se ha instalado en el anfitrión. El de su pie, cuidadosamente aislado, quedó virgen.

Descubrir dónde habita el miedo en el cerebro.

La del miedo es una experiencia universal, pero ¿cuáles son sus orígenes biológicos? Para responder a esta pregunta, en 2011 un equipo de investigadores estadounidenses sometió a una paciente, llamada EM, a todo tipo de estímulos terroríficos: desde películas de terror hasta encontrar arañas y serpientes, hasta visitar una casa con ella, supuestamente habitada por fantasmas. La mujer, con heridas graves en la amígdala, una parte del cerebro involucrada en el procesamiento del miedo, acabó por suerte perfecta. Dos años después, la pobre mujer hizo otro experimento, en el que tuvo que inhalar dióxido de carbono (una prueba que provoca la sensación de asfixia): en este caso, tuvo un ataque de pánico. Evidencia clara de que la amígdala no es la única región del cerebro involucrada en el miedo.

La sangre de los jóvenes para rejuvenecer a los viejos 

Con una serie de experimentos dignos de la peor película de Drácula, dos grupos de investigadores estadounidenses han demostrado que la sangre de individuos jóvenes, transfundida en las venas de los mayores, tiene efectos beneficiosos que van desde la mejora de las capacidades cognitivas hasta beneficios sobre el tono muscular del destinatario. Lástima que aún no se sepa si esto es cierto para los humanos: las transfusiones se realizaron en parejas de ratones de laboratorio.

Descubrir que los cuervos no olvidan las caras

Cualquiera que haya tenido escalofríos viendo Los pájaros de Hitchcock no estará feliz de saber que los cuervos tienen una excelente memoria visual para los rostros humanos. Un equipo de investigadores de Seattle intentó usar una máscara de hombre de las cavernas para atrapar y enjaular a algunos cuervos, y otra máscara diferente para alimentarlos y liberarlos. El experimento fue un éxito ya que descubrieron que los animales habían aprendido a asociar perfectamente la máscara con su respectivo comportamiento. Sin embargo, fue algo incómodo para quienes llevaban la primera máscara que vieron como los cuervos no dudaban en atacarlos cuando los veían aparecer.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

Jugar con corazones de muertos vivientes

En un experimento que evoca las mismas atmósferas de las películas de zombies, pero con una importante dosis de sadismo, un equipo de médicos californianos trasplantó, en 5 babuinos, los corazones sin latidos de la misma cantidad de primates muertos. Ninguno de los especímenes sobrevivió más de 34 días, debido a varios problemas de rechazo, pero los órganos funcionaron por poco tiempo. Una señal de que en el futuro, la gama de órganos disponibles para trasplantes tal vez podría ampliarse aún más.

Comentar con su cuenta de Facebook

Hits: 0