Si este otoño te apetece descansar y desconectar del día a día, hay varios pueblos de Castilla-La Mancha que son perfectos para respirar aire puro. En ellos encontrarás la tranquilidad que estás buscando, además de un patrimonio histórico muy rico.

Singüenza – Guadalajara

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

Singüenza es un pueblo estupendo para hacer una escapada de dos o tres días en otoño. El monumento más importante es la Catedral de Sigüenza, construida en el siglo XII. En su interior se encuentra la capilla donde está enterrado el Doncel Marín Vázquez de Arce.

También es de especial interés visitar la Casa del Doncel, una construcción de estilo gótico que alberga el Archivo Histórico Municipal.

Alcalá del Júcar – Albacete

Pocos sitios hay mejores para descansar y respirar aire puro que Alcalá del Júcar, en la provincia de Albacete. Declarado Conjunto Histórico-Artístico, el pueblo tiene un encanto muy especial. El Castillo es su principal emblema y se puede visitar durante todo el año.

La Iglesia de San Andrés Apóstol, del siglo XVI, es impresionante. La Cueva del Diablo es un lugar muy curioso, una cueva que atraviesa por completo la colina y que hoy en día está habilitada como restaurante.

Alcaraz – Albacete

El municipio de Alcaraz, en la provincia de Albacete, se alza sobre una ladera del cerro de San Cristóbal. La Plaza Mayor es el corazón del pueblo, donde se encuentran la Iglesia de la Trinidad, la Torre del Tardón y las Lonjas.

La Casa de la Justicia acoge la Oficina de Turismo, y merece la pena acercarse hasta ella para observar la fachada. También es de especial interés visitar los restos de un Acueducto del siglo XIV del que únicamente se conserva un arco.

Belmonte – Cuenca

Visitar Belmonte, en la provincia de Cuenca, es como hacer un viaje en el tiempo al siglo XV. El monumento más relevante es el castillo, que actualmente es propiedad de la Casa Ducal de Peñaranda y se puede conocer el interior. En cuanto a la muralla, se conserva buena parte de ella y tres puertas de acceso.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

Consuegra – Toledo

Y, por último, Consuegra, uno de los mejores pueblos de Castilla-La Mancha para visitar en otoño. El casco histórico es muy acogedor y alberga edificios tan interesantes como el Museo Arqueológico Municipal. Los molinos de viento sobre el Cerro Calderico son un lugar fundamental que ver en Consuegra.

Comentar con su cuenta de Facebook

Hits: 0

blank