Los Medias Rojas avanzan tras eliminar a los Yankees

0

Bogaerts, Schwarber y Eovaldi fueron los protagonistas de la victoria 6-2

A la hora buena, todo le funcionó a Boston. Su bateo, picheo y la defensa, una mezcla letal que les sirvió para eliminar a sus archirrivales y avanzar a la siguiente ronda contra Tampa Bay.

Xander Bogaerts y Kyle Schwarber conectaron cuadrangulares, Nathan Eovaldi cumplió como abridor y los Medias Rojas vencieron anoche 6-2 a los Yankees de Nueva York en el partido decisivo por el comodín de la Liga Americana.

Bogaerts también brilló con un tiro preciso a la goma que le sirvió para poner fuera a Aaron Judge tras un largo sencillo de Giancarlo Stanton por los bosques. Esa jugada, en la que Bogaerts recibió un excelente disparo desde el jardín central por Kike Hernández, cambió el ritmo del partido. Fue un golpe terrible a una posible inspiración de los visitantes Yankees.

Eovaldi había estado impenetrable durante cinco entradas de siete ponches. Inició ese episodio ponchando a Rougned Odor, pero después permitió el jonrón de Anthony Rizzo para la primera vuelta de los visitantes y poner el juego 3-1. Judge se embasó con imparable al cuadro y el dirigente Alex Cora sacó a Eovaldi y trajo al derecho Ryan Brasier, quien permitió el inatrapable de Stanton por los jardines, pero Judge fue triturado en la goma en un out que no se olvidará por ahora del lado de los Yankees.

Boston aumentó ventaja en el sexto y en el séptimo, en ambas ocasiones con imparables de Alex Verdugo, quien remolcó tres de las seis anotaciones de los vencedores. El palo de Bogaerts fue con el dominicano Rafael Devers en la inicial en el mismo primer acto ante el derrotado Gerrit Cole, el estelar de los Yankees que fue atacado con tres vueltas en apenas dos episodios, abrió el tercero, pero no obtuvo ni un out.

El derecho de los 324 millones de dólares, contratado por los Yankees para juegos grandes como este, fracasó anoche. Cedió los tetrabases de Bogaerts y Schwarber, el de este último en el tercero. Entre la regular y el partido de anoche de postemporada permitió siete cuadrangulares a Boston, todos en Fenway Park.

Eovaldi, el ganador, estuvo a la altura, lo mismo que el picheo en general de Boston, que no dio bases por bolas y ponchó a 11. La otra vuelta de los Yankees fue un jonrón de Stanton en el noveno por el prado derecho. Devers, que recibió dos transferencias en el partido, Bogaerts y la compañía de los Medias Rojas ahora van contra Tampa, el líder del Este, en la Serie Divisional que se inicia este jueves.

Los Yankees se van descalificados tras una amarga derrota ante la tropa roja que adquirió el derecho de celebrar frente a ellos. Es muy sencillo, el que gana es el que goza.