Los padres de hoy deben estar muy presentes

0

Los tiempos cambian y así evolucionan los roles y las personas que los asumen.

Hoy, afortunadamente muchos hombres han entendido la importancia de unirse de manera activa a la crianza de sus hijos, y no ser solo proveedores del hogar.

Los padres de hoy se ven retados a responder a necesidades modernas por las cuales ellos, en su infancia, no tuvieron que atravesar y tampoco las vivieron en su hogar de origen.

Así lo analizó la psicóloga Lisset Ramírez, quien agrega que ciertamente “ha resultado muy cuesta arriba para algunos padres, hacer la transición de lo que yo aprendí que hace papá o lo que esta sociedad moderna  exige hoy”.

“Ahora papá debe estar muy presente a pesar de que en nuestras costumbres nos enseñaron lo contrario y se pensaba que el hombre debía estar la mayor parte del tiempo fuera de casa y enfocado en ser buen proveedor”, dijo la psicóloga.

Ramírez explicó que el papá de hoy en día se encuentran con una crianza que necesariamente debe ser compartida, en vista de que ya no basta con aportar el dinero para las necesidades básicas de los hijos, y se requiere que se involucre en las tomas de decisiones y actividades propias de la edad de los niños, niñas o adolescentes que tienen en casa.

La psicóloga detalla que algunos padres se han adaptado mejor que otros, pero los cambios son notorios, pues antes no era común ver a los hombres acompañando a sus parejas al ginecólogo, pero hoy muchos han entendido la importancia de estar involucrados en el proceso del embarazo, lo que les permite ir creando empatía con la mamá y su proceso, además del vínculo con su bebé.

Lisset Ramírez
Lisset Ramírez

La crianza es un tema de dos, y las mujeres hoy en día también están fuera de casa por asuntos de estudios o trabajo, por tanto es sumamente necesario contar con un papá altamente involucrado.

Los hijos que cuentan con un papá activo y presente en su crianza tienen mejor salud mental y emocional -explica la psicóloga-. Otros beneficios son: hijos más felices, seguros de sí mismos, con sana autoestima, menor riesgo de problemas emocionales, altamente asertivos, desarrollan habilidades sociales, aprenden más rápido, mejor desarrollo personal y social.

Los padres deben cultivar un relación sana con sus hijos desde pequeños

Como el padre es parte un sistema, estos beneficios también impactan a la pareja que, sin lugar a dudas, tendrá mejor salud mental y física, por el hecho de que su pareja la estará acompañando durante este proceso nuevo y tan demandante que implica ser padres.