Los responsables de TI verán aumentado su presupuesto en 2021

0
3 views

responsables de TI portátiles dynabook

El 71% de los responsables de TI españoles prevé aumentar su gasto este año para adaptarse a las necesidades del nuevo entorno de trabajo híbrido y apoyar así la continuidad de su negocio, según el estudio ‘The Hybrid Shift: Managing an increasingly remote workforce’ realizado por Dynabook Europe GmbH.

En concreto, la compañía ha consultado, en colaboración con Walnut Unlimited, a más de 1.000 responsables de TI de empresas grandes y medianas de diversos sectores de actividad de Reino Unido, Francia, Alemania, España y los Países Bajos para analizar su previsión de incremento de la inversión en TI en los próximos 12 meses, así como el impacto de los nuevos modelos de trabajo y el tipo de dispositivos que requieren.

Aunque las empresas de todos los países coinciden en aumentar su gasto en tecnología, las españolas se sitúan a la cabeza en intención de gasto, seguidas de las de los Países Bajos con cerca de un 70% de las encuestadas. A nivel europeo, las empresas de servicios financieros y del sector industrial son las más dispuestas a elevar esta inversión, con el 76% y el 73% de las consultadas, respectivamente. Por el contrario, el comercio minorista se sitúa a la cola en aumento de gasto en TI con el 54%.

El trabajo a distancia ha llegado para quedarse

La demanda de flexibilidad laboral y la deslocalización de los equipos de trabajo son, según el estudio, el motor de este crecimiento del gasto. En concreto, la encuesta revela que el 43% de los empleados de nuestro país trabajará desde casa o no dispondrá de un lugar fijo de trabajo tras la pandemia, frente al 28% registrado antes de la crisis sanitaria.

El 83% de los responsables de TI de nuestro país considera que aumentar la inversión en ciberseguridad es más importante

En este sentido y preguntadas sobre cómo garantizar la productividad de esta fuerza de trabajo remota, el 54% de las empresas de nuestro país considera prioritarias las soluciones de soporte en remoto a sus empleados. Otras herramientas fundamentales señaladas por los responsables de TI españoles son las soluciones de comunicación y colaboración (49%), equipar a los empleados con dispositivos como smartphones, tabletas y portátiles (46%) o las aplicaciones de comunicación seguras (45%).

Prioridades de la inversión en TI

El estudio revela, además, que las empresas españolas siguen inmersas en la aceleración de su transformación digital, mediante la mejora de sus infraestructuras de TI para apoyar a la nueva fuerza de trabajo híbrida. En este sentido, el 83% de los responsables de TI de nuestro país considera que aumentar la inversión en ciberseguridad es más importante ahora que antes de la pandemia. A continuación, se sitúan las herramientas para trabajo colaborativo (76%), las soluciones en la nube (75%) y el equipamiento de los trabajadores con los dispositivos apropiados, concretamente, portátiles (74%).

En la misma línea, el 77% de las empresas europeas considera ahora más importante el software de seguridad, mientras que el 73% afirma que las herramientas de colaboración son imprescindibles en este momento. A continuación, el 70% indica que las plataformas en la nube son más útiles, y, por último, según el 62%, los accesorios para los dispositivos adquirirán mayor importancia en la nueva normalidad.

Dispositivos más demandados

El 66% de las empresas españolas encuestadas considera que disponer de un parque amplio de ordenadores portátiles ha cobrado mayor importancia con la crisis sanitaria, siendo este tipo de dispositivo el que más incorporarán a su infraestructura de trabajo a distancia en el próximo año. De hecho, el 84% señala que el portátil es el dispositivo más utilizado por sus recursos humanos para trabajar a distancia, seguido del smartphone (71%) y el PC (52%).

En lo que respecta a las prestaciones clave en estos dispositivos, el 81% de las empresas españolas coloca la seguridad y la conectividad al mismo nivel en el momento de valorar la compra de un portátil. Además, tienen en cuenta el rendimiento (77%), la autonomía (75%), las funciones que favorecen la colaboración (73%) y la portabilidad (69%).

Según Damian Jaume, presidente de Dynabook Europe GmbH, “en el último año, hemos experimentado un cambio sin precedentes en la forma de trabajar, y de nuestra investigación se desprende que las empresas europeas han acelerado su transformación para garantizar que su infraestructura de TI satisface las demandas de una fuerza de trabajo híbrida. En este sentido, el papel del dispositivo está ganando importancia a medida que las organizaciones son conscientes del papel vital que desempeña el hardware -junto con el software adecuado- para garantizar la seguridad, la conectividad y la productividad de los empleados en esta nueva normalidad”.